Page 3 of 3

Mientras luchaba por entrar en el ministerio, recibí un llamado de un pastor-amigo que estaba plantando una iglesia en California, ofreciéndome una posición de pastor de jóvenes a tiempo parcial. Parecía un lugar perfecto para aprender y crecer, así que Christyne y yo empacamos y dimos un paso de fe como recién casados.

Poco después de unirme al personal, Dios puso la grieta final en mi sistema de creencias falsas, y la verdad surgió como una ola de gracia. Una de mis primeras tareas de predicación fue Juan 5:1-17, la curación en Betesda. Mientras estudiaba para el sermón, mi pastor amigo me dio un comentario bíblico confiable. El Espíritu Santo se hizo cargo del resto. ¡El pasaje mostró que Jesús sanó a un solo hombre de una multitud, el hombre no sabía quién era Jesús, y el hombre fue sanado al instante!

Esto dejó en harapos tres creencias que yo antes atesoraba. ¿Es siempre la voluntad de Dios curar? No, Jesús sólo sanó a un hombre de una multitud. ¿Dios solo cura a las personas si tienen suficiente fe? No, este hombre lisiado ni siquiera sabía quién era Jesús (y mucho menos podía tener fe en él). ¿La curación requiere un sanador ungido, música especial y una colección de ofrendas? No, Jesús sanó instantáneamente con un mero mandato. Lloré amargamente por mi participación en la codiciosa manipulación del ministerio y mi vida de falsas enseñanzas y creencias, y le di gracias a Dios por su misericordia y gracia a través de Jesucristo. Mis ojos estaban completamente abiertos.

Estoy agradecido de que mi esposa estuvo dispuesta a cuestionar mi insistencia de que ella hablara en lenguas y de que mi pastor me amó lo suficiente para hacer su labor discipular y ayudarme a salir de la confusión del evangelio de la prosperidad. He visto cómo Dios usa el evangelismo y el discipulado para transformar a las almas perdidas en santos que han sido encontrados por Dios. La mayor capacidad de un cristiano es su disponibilidad. Cuando el pueblo de Dios está dispuesto a dar un paso de fe y decir la verdad en amor, las vidas son transformadas y Dios es glorificado. Usted nunca sabe a quién Dios va a salvar a través de la fidelidad suya.

Costi Hinn es pastor ejecutivo en la Iglesia Bíblica de la Misión en el Condado de Orange, California.

November
Subscribe to CT and get one year free.
Tags:
View this article in Reader Mode
Christianity Today
Benny Hinn es mi tío, pero la predicación sobre la ...