Guest / Limited Access /
Entre C.S. Lewis y Lecrae Moore
Image: Foto por Tom McKenzie

En el 2007 miembros del ministerio Evangel del noroeste de Detroit salieron a compartir el evangelio en las diferentes comunidades cercanas en un programa de verano llamado "Atrévete a compartir." Regresaron reportando nuevas conversiones y haber hecho nuevas relaciones—y también con nuevas preguntas. Muchos de los habitantes de estas comunidades habían expresado objeciones fuertes en contra de la fe.

El pastor Christopher Brooks se dio cuenta que lo que había estudiando sobre apologética en la Universidad Biola y luego en el Centro de Apologética Cristiana de Oxford necesitaba situarse en un nuevo contexto. "Nos dimos cuenta que necesitábamos contestar no solo las preguntas sobre los temas típicos de teológica y filosofía, sino también las preguntas apremiantes del presente: ¿Ve Dios lo que está pasando en el barrio?"

El libro de Brooks que está por salir, Urban Apologetics (Kregel Publications), cuenta la historia de como Evangel aceptó entusiásticamente el reto. Brooks, el nuevo decano del campus de Moody Theological Seminary-Michigan, habló recientemente con Andy Crouch, el editor executivo de CT.

Usted está conscientemente haciendo apologética desde la perspectiva y para la comunidad minoritaria. ¿Qué diferencia hace eso?

El ser parte de un grupo minoritario es una lucha por definirse: poder definir tu propia narrativa o historia y poder definir el mismo mundo. Cuando estas en la minoría, alguien más empieza a definir estas cosas por ti y para ti.

Cuando los creyentes urbanos, especialmente las minorías, nos acercamos a la apologética, con frecuencia encontramos una desconexión entre lo que los apologista populares definen como la realidad y lo que nosotros estamos experimentando.

El Nuevo Ateismo (New Atheism) y otros retos intelectuales a la fe son reales y relevantes, pero no son parte de la tela de la vida diaria de un africano-americano. Cuando hablamos de la misión de la persona minoritaria por volver a tomar el control de su propia narrativa y de conectarse con cierta herencia en particular, los movimientos religiosos como el Pensamiento Moro, Egiptología, y los del Cinco-por ciento (Moorism, Egyptolgy, Five Percenters) han estado presentes en nuestras comunidades desde la época del movimiento sobre la defensa de los derechos civiles. Si deseo defender el cristianismo en este medio ambiente tengo que hablar de estos movimientos. No puedo solo hablar del ateísmo y del islam ortodoxo.

Mucha gente en nuestras comunidades preguntan simplemente: ¿Cómo podemos sobrevivir en este país en este momento? Desafortunadamente, la apologética protestante tradicional raramente ha contestado los interrogantes que levanta la justicia. Agarra un catecismo católico y vas a encontrar una sección que trata sobre la consciencia social, y la justicia social. Pero en la teología sistemática evangélica común, no la vas a encontrar. Tristemente, en la comunidad negra, hemos cedido esos temas o a la teología de la liberación o a los grupos negros nacionalistas como la Nación de Islam. Se necesita un voz contundente evangélica en nuestras zonas urbanas que dice, "aquí está lo que el evangelio tiene que decir sobre la justicia."

Tags:
Read These NextSee Our Latest
TrendingFive Errors to Drop From Your Easter Sermon
Five Errors to Drop From Your Easter Sermon
If you want to help people see Holy Week with fresh eyes, start by dropping these familiar fallacies.
Editor's PickWatch and Wait
Watch and Wait
Tarrying with Christ and the fearful dying.
Leave a Comment

Use your Christianity Today login to leave a comment on this article. Not part of the community? Subscribe now, or register for a free account.