Los protestantes: los cristianos más “católicos”

Una nueva confesion de fe por reconocidos teólogos le da a la unidad de post-reforma un URL.
Los protestantes: los cristianos más “católicos”
Image: iStock

El efecto más obvio de la Reforma —que celebra su 500 aniversario este año— es la división.

Se calcula que más de 33,000 diferentes denominaciones cristianas existen ahora en todo el mundo, y gran parte de esto es resultado de la Reforma. Mientras que algunos argumentan que la diferencia no constituye necesariamente una división en el protestantismo y en la iglesia global, la plétora de denominaciones es una fuente de preocupación para los protestantes, herederos del movimiento de Martín Lutero que ha tendido a crear nuevas iglesias en vez de reformar.

La "Confesión Católica Reformadora" publicada hoy, pretende demostrar que —a pesar del "denominacionalismo"— los protestantes están notablemente unificados.

Además, la nueva declaración de fe, elaborada por un equipo de teólogos protestantes y líderes de iglesias, pretende mostrar que los protestantes son en realidad más católicos (que significa "universal") que los católicos romanos, que exigen lealtad al pontífice romano, o que los cristianos ortodoxos, que rechazan las pretensiones de Roma, pero todavía dependen en gran medida de la sucesión apostólica para garantizar el cristianismo fiel.

Hasta ahora, la confesión ha reunido a más de 250 signatarios, con una amplia franja de denominaciones y tradiciones protestantes representadas por signatarios iniciales como el presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa Russell Moore, el filósofo William Lane Craig, el erudito bíblico Tremper Longman III, el presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Hispano Samuel Rodríguez (un miembro de la junta de CT), y el director del Centro para Evangelismo Billy Graham, Ed Stetzer (un blogger de CT).

La lista incluye principalmente eruditos y líderes académicos, pero casi el 20 por ciento son líderes denominacionales, pastores o líderes ministeriales. Signatarios proceden de 25 países diferentes y más de 110 instituciones (80 de los EE.UU., y 30 internacionales). La lista está dominada actualmente por hombres —las mujeres componen solamente el 10 por ciento de los signatarios hasta ahora. El número de signatarios se espera que crezca ahora que la confesión ha sido abierta al público, con la esperanza de que más mujeres y signatarios internacionales se unirán.

El grupo detrás de la confesión es una improbable alianza de pensadores protestantes que fueron reunidos por la idea de producir una prueba positiva de la unidad protestante para honrar el 500 aniversario de la Reforma.

La idea se originó con Jerry Walls, profesor de filosofía en la Universidad Bautista de Houston. Walls señaló que "varios teólogos protestantes estaban pidiendo una recuperación y renovación de la catolicidad". En particular, Walls fue sorprendido por los libros recientemente publicados por Peter Leithart, Michael Allen y Scott Swain, y Kevin J. Vanhoozer, todos abogando por un amplio consenso protestante bajo nombres como "Catolicismo reformacional", "Catolicismo reformado" y "Mero cristianismo protestante".

Walls contactó a estos pensadores, así como a algunos otros, sobre la redacción de una declaración positiva que "pondría estos sentimientos en práctica de manera visible en un punto estratégico de la historia de la iglesia".

"Me alegró que las personas a quienes envié mi correo electrónico encontraron la idea interesante y pidieron más detalles de lo que tenía en mente", dijo Walls. Kevin Vanhoozer "parecía particularmente intrigado", según Walls, y Walls le pidió que escribiera el borrador inicial de la confesión y Vanhoozer estuvo de acuerdo. Walls y Vanhoozer también reunieron a un grupo de 18 teólogos interesados ​​y líderes de iglesias que aceptaron servir en el comité de redacción para ayudar a moldear y editar la confesión.

El primer borrador se terminó en abril, según Walls y Vanhoozer, y el comité de redacción, formado por 16 hombres y dos mujeres de cinco naciones diferentes, ajustó la confesión durante cuatro meses antes de aprobar un borrador final en julio.

La declaración pretende ser un "máximo común denominador" para la teología protestante, de acuerdo con Walls, una declaración común que "pueda ser firmemente afirmada por los líderes de la iglesia a lo largo de las tradiciones protestantes que representamos."

Según la propia confesión, el propósito no es "reemplazar las declaraciones confesionales de las diversas tradiciones e iglesias representadas, sino más bien expresar nuestra identidad teológica compartida." Mientras que la confesión se distingue de la teología ortodoxa católica y oriental por ser organizada "según los principios protestantes de la fe (sola scriptura, sola gratia, sola fide)," la confesión no pretende que sus signatarios se "definen a sí mismos en contra de los demás" sino como cristianos "que afirman la tradición espiritual común a la cual el cristianismo credal da testimonio elocuente."

La confesión se centra en los grandes temas de la teología protestante, que considera católica (es decir, universal) en toda la teología cristiana. La confesión se centra en temas tales como la trinidad, la Escritura, la antropología, Jesús y su obra expiatoria en la cruz, el Espíritu Santo y el bautismo, entre otros, y ha sido cuidadosamente elaborada para que sea accesible a los protestantes de cualquier tradición confesional.

"Finalmente entendí el significado de 'estar sobre los hombros de gigantes'", dijo Vanhoozer. "El proceso de incorporar sugerencias y revisar mi prosa cuidadosamente elaborada fue un ejercicio sano y humillante no sólo en el arte de la palabra, sino también en la mortificación espiritual, en la medida en que requirió hacerme (casi) nada para dejar sonar otras voces".

Gwenfair Walters Adams, profesora de historia de la iglesia en el Seminario Teológico Gordon-Conwell y miembro del comité de redacción, quedó impresionada por el espíritu de cooperación que se exhibió en el proceso de redacción. En un correo electrónico compartido con CT, Adams les escribió a sus colegas miembros del comité diciendo:

"Ha sido un privilegio ser parte de este grupo, aprender de todos ustedes, y verlos a todos involucrarse en gracia los unos con los otros y conmigo, incluso en temas altamente polémicos que han dividido a la iglesia durante siglos. Estoy acostumbrada a la colegialidad de mis colegas del seminario, pero verlo también a nivel inter-seminario e internacional, especialmente en relación con un proyecto tan estratégico y potencialmente "inflamable", ha alentado mi corazón."

Otros miembros del comité de redacción tuvieron elogios similares. Ken Collins, profesor de teología histórica en el Seminario Teológico de Asbury, señaló que la cooperación era clave, afirmando que es "mejor que lo que cualquier individuo en particular hubiera podido escribir", y que "lleva todas las marcas de un ‘nosotros’ —de una comunidad de los fieles".

Aun así, algunos miembros de la comisión plantearon inquietudes acerca de la representación y la diversidad internacional. Natee Tanchanpongs, ex decano académico del Seminario Bíblico de Bangkok en Tailandia, se preguntó si podrían "tomar la catolicidad más allá incorporando varios contextos no ingleses", sugiriendo que sería valioso que al menos se haga la confesión disponible en más idiomas.

Según Timothy George, decano de la Escuela de Divinidad Beeson y copresidente del comité directivo para la Confesión Católica Reformadora, la confesión se está traduciendo actualmente a español, portugués, coreano y francés con planes para ofrecer traducciones adicionales a un costo mínimo para cubrir los costos de traducción.

El sentimiento prevaleciente ha sido positivo. Todos los miembros del comité de redacción aprobaron la versión final y prometieron sus firmas. Samuel Waje Kunhiyop, secretario general de la denominación africana EWCA, llegó a prometer un amplio apoyo africano: "Mi denominación, ECWA, que cuenta con más de ocho millones de miembros, Evangel Fellowship International, constituida por todas las iglesias fundadas por el ex Sudán Misión Interior (SIM) y Nigéria Evangel Fellowship adoptarán fácilmente este gran documento."

El comité tiene grandes esperanzas de que la Confesión Católica Reformadora sea una forma sustantiva de conmemorar el 500 aniversario de la Reforma y demostrar lo que unifica a los cristianos protestantes.

"Esta será una buena herramienta", dijo Fred Sanders, profesor de teología en el Torrey Honours Institute de la Universidad de Biola. "Permitiendo que la gente diga, en octubre de 2017, no sólo creo en la unidad protestante sustantiva, lo he visto con mis propios ojos; he aquí, conozco su URL."

El texto completo en inglés de la "Confesión Católica de Reforma" y una explicación se han publicado en línea. Su sitio web también tiene la lista de miembros del comité y sus signatarios, así como un formulario para agregar firmas adicionales a la confesión.

Caleb Lindgren es editor asociado de teología de Christianity Today.

Tags:
December
Subscribe to CT and get one year free.
Christianity Today
Los protestantes: los cristianos más “católicos”