Guest / Limited Access /
Un llamado a todas las familias hispanas
Syda Productions / Shutterstock

La Dra. Andrea Ramírez, Directora Ejecutiva de la Coalición de Fe y Educación, recientemente entrevistó a la Dra. Shirley Hoogstra, Presidenta del Concilio de Universidades y Colegios Cristianos (CCCU). Antes de CCCU, la Dra. Hoogstra sirvió como Vicepresidenta de Vida Estudiantil en la Universidad Calvin College por 15 años y como asociada en un despacho legal por 13 años. Es graduada del Colegio Calvin y la University of Connecticut School of Law.

La educación superior se ha hecho algo esencial como preparación para una profesión para un mayor número de familias hispanas en los Estados Unidos.

Dra. Hoogstra, ¿qué les puede compartir a estudiantes que están ponderando dónde aplicar al colegio? ¿Por qué deberían considerar aplicar a universidades cristianas?

Primeramente, déjame decir que soy graduada de una universidad cristiana. Y mis hijos son graduados de universidades cristianos. Mi perspectiva, por lo tanto, incluye experiencias personales y profesionales con estas instituciones.

La primera razón que recomiendo las universidades cristianas es que el aspecto académico es excelente. No recibes un nivel de educación de segunda categoría cuando vas a una institución cristiana. Un segundo beneficio es el desarrollo de fe y carácter en los jóvenes. Mi esposo y yo quisimos que nuestros hijos crecieran en el temor de Dios. Sabíamos que los años entre 18-22 serían años importantes en la formación de su carácter y la profundización de su fe. Un profesorado y personal administrativo que ven al mundo a través del lente cristiano serían modelos para ellos en un plantel cristiano. Y en una universidad cristiana había una mayor posibilidad de que sus amistades y otros estudiantes fueran personas que también estaban comprometidas a desarrollar su fe.

Estoy muy de acuerdo. Yo experimenté esas bendiciones en el plantel de Dallas Baptist University—excelencia académica y una comunidad que ofreció apoyo y una perspectiva Cristo-céntrica.

Hay otro desafío para muchos estudiantes hispanos, especialmente los que serán los primeros en su familia en asistir a la universidad. Por lo regular, nuestros estudiantes tienen un trabajo, quizás con un familiar, que les espera en cuanto terminen sus estudios de preparatoria y que ofrece sueldo y beneficios, algo que resulta muy atractivo. Si los padres se están preguntado si una educación universitaria vale la pena y el esfuerzo, ¿qué les diría usted?

Esa es una pregunta muy importante. Mi padre trabajó en una ferretería, y duró toda su carrera en ese trabajo. Pero hacia el fin de su carrera, cuando casi tenía 60 años, estas tiendas pequeñas estaban compitiendo con tiendas mucho más grandes para sobrevivir. Su negocio estaba decayendo. El mundo estaba cambiando. Tuvo que encontrar una nueva ocupación.

La globalización y tecnología han cambiado nuestra economía, creando un cambio enorme en cómo la gente trabaja. En vez de tener dos trabajos en toda su vida, como mi padre, ahora la gente tiene 7 trabajos, quizás 7 diferentes carreras en su vida. Por lo tanto, ¿cómo se preparán los jóvenes para este cambio económico? Los jóvenes adultos que están entrando al mundo laboral tienen que ser bien leídos, con habilidad de escribir bien, hablar eficazmente y pensar críticamente. Tienen que poder adaptarse y entender el mundo digital. Una educación universitaria les puede dar una gran ventaja.

Support our work. Subscribe to CT and get one year free.
Tags:
Read These NextSee Our Latest
Current IssueReading the Reformation in 2017
Reading the Reformation in 2017
Historians are still finding new things to say about Martin Luther and his movement.
Trending‘Worst Year Yet’: The Top 50 Countries Where It’s Hardest to Be a Christian
‘Worst Year Yet’: The Top 50 Countries Where It’s Hardest to Be a Christian
Islamic extremism now has a rival, according to 2017 World Watch List.
Editor's PickLatasha Morrison: The Church Is the ‘Only Place Equipped to Do Racial Reconciliation Well’
Latasha Morrison: The Church Is the ‘Only Place Equipped to Do Racial Reconciliation Well’
The founder of Be the Bridge reveals her vision for solving America's race problem.
Read in EnglishView this article in Reader Mode
Christianity Today
Un llamado a todas las familias hispanas
hide thisBeautiful Orthodoxy

Beautiful Orthodoxy

What the world—and the church—needs now


Donate to Christianity Today