Graduarse de la universidad es difícil, pero no imposible

Una entrevista con la directora de Salsa Network de TBN Donna Clayton.
Graduarse de la universidad es difícil, pero no imposible

Donna Clayton es coordinadora de TBN Salsa Network en Trinity Broadcasting Network (TBN), una red de televisión cristiana internacional. Como latina y persona de fe, la experiencia y la educación de Donna la prepararon para ayudar a lanzar TBN Salsa en 2015. Actualmente es anfitriona de “Faith with Flavor”, que se transmite en TBN Salsa.

La Dra. Andrea Ramírez, es directora ejecutiva de la Coalición de Fe y Educación del NHCLC, se reunió por primera vez con Donna en el programa “Aumentar los estándares” que debutó en TBN Salsa. Recientemente, la Dra. Ramírez invitó a Donna a hablar sobre la educación y el valor de la perseverancia.

Nos conocimos en el Latin Leader Fest cerca de Los Ángeles. ¡Y, Donna, la alegría que trajo a su trabajo fue inspiradora! Usted compartió algunas historias conmigo sobre su trayectoria educativa y la perseverancia que le ayudó a superar esos desafíos. ¿Cuáles fueron los mayores obstáculos que tuvo que superar para obtener su título universitario?

Fui la primera en mi familia en obtener un título universitario. Así que fue un día histórico cuando me gradué de la Universidad Vanguard con una licenciatura en comunicación y periodismo. Encontré dos obstáculos significativos en el camino hacia la graduación de la preparatorio y después de la universidad.

La primera fue el lenguaje. Crecí hablando sólo español, así que comencé la escuela primaria como estudiante principiante de inglés. Pero aprendí rápidamente y después del segundo grado, no estaba obligada a asistir a clases de inglés como segundo idioma (ESL). Hoy me siento orgullosa de poder lidiar con los dos idiomas.

El segundo obstáculo era el dinero. Mi familia era muy pobre —todo un obstáculo al pensar asistir a la universidad. Para poder pagar mi colegiatura y mis otros gastos, trabajé casi 30 horas a la semana mientras asistía a la escuela a tiempo completo. Nadie en mi familia había caminado esta ruta antes, por lo tanto, era algo nuevo para todos nosotros. Me apoyaron emocionalmente incluso cuando no podían ayudar financieramente.

¿Cómo decidiste elegir una universidad cristiana, específicamente Vanguard University?

A los 19 años, nací de nuevo y dediqué mi vida al Señor. Inmediatamente mis deseos comenzaron a cambiar, y yo quería todo lo que Dios tenía para mí. Y para mí, el plan de Dios incluía una educación cristiana para profundizar mi fe. Me sentía como una esponja, ansiosa por absorber todo lo que tenía que ver con mi Salvador.

Aprecio en gran manera la oportunidad que tuve de continuar mi educación. Pero también aprecio la oportunidad de asistir a una universidad cristiana privada, porque todo lo que aprendí durante mis años universitarios permanece conmigo hasta el día de hoy. No puedo enfatizar demasiado las valiosas lecciones espirituales y académicas que aprendí a lo largo de mi educación universitaria.

Aprendí que la fe podía integrarse en todos los ámbitos de la educación. Uno de mis profesores, durante una clase de salud, reveló cómo el cuidado de nuestros cuerpos físicos era una forma de adorar al Señor. Hizo referencia a 1 Corintios 6:19-20 y habló sobre el valor de saber escoger los alimentos más saludables, y esa clase afectó directamente las decisiones sobre la salud que hice como joven adulta y que sigo haciendo hoy.

Vanguard University era un lugar ideal para un estudiante como yo. No sólo era un campus cristiano, y cerca de mi ciudad natal, sino que también invirtió generosamente en la primera generación de estudiantes hispanos. Yo recomendaría Vanguard a cualquier estudiante hispano que esté considerando la universidad.

¿Qué otros consejos académicos tiene para los padres y estudiantes hispanos?

Dios quiere que sus hijos lo amen con todo su corazón, mente y alma. Así que necesitamos preparar nuestras mentes para servirle con eficacia a él y a los demás en este mundo. Animo a cada joven cristiano a pedirle a Dios una visión para su futuro. Esa visión les ayudará a discernir la voluntad de Dios para su camino educativo, ya sea universidad, entrenamiento técnico o seminario.

¡Insto a la próxima generación a buscar lograr sus sueños y metas implacablemente! Deben perseverar a través de todos los obstáculos —el futuro que sueñan no les caerá del cielo. Pude aprender ese principio temprano en la vida (y lo sigo aprendiendo), y me ha ayudado a tener éxito a través de circunstancias adversas y las luchas que todos enfrentamos.

Descubrí el poder de la perseverancia y la fe absoluta en Dios durante esos años universitarios. Alcance mis metas manteniendo mi mirada en él mientras perseveraba en busca del éxito. Perseveré cuando el dinero del gas era difícil de encontrar y cuando no podía pagar los libros usados ​​que necesitaba para las clases. Perseveré en cumplir con los plazos escolares, mientras trabajaba casi 30 horas a la semana y llevaba una carga completa de clases. Y mientras yo confiaba y perseveraba, Dios proveyó buenos profesores que tomaron tiempo para orar conmigo en circunstancias difíciles; Incluyendo el tiempo que no estaba segura de cómo pagaría la matrícula para continuar mi educación. Dios siempre proveyó.

Desde la graduación, ¿cómo se ha desarrollado su carrera? ¿Y cómo llegó a trabajar en TBN?

Comencé a trabajar para TBN cuando tenía 19 años, después de dedicar mi vida a Jesús. Escuché un anuncio en una emisora ​​de radio cristiana local de que TBN necesitaba compañeros de oración. Así que solicité y trabajé como un compañero de oración de TBN durante dos años. Finalmente dejé esa posición para terminar la universidad, pero volví a TBN como practicante con su red juvenil de JUCE.

Trabajé duro como practicante sin sueldo con JUCE TV, lo que me llevó a mi primer trabajo oficial con TBN después de graduarme de la universidad. No mucho después de haber obtenido mi título, me encontré con mi antiguo jefe, del departamento de oración de TBN, y me contrató como administradora de su departamento. No creo que esta oportunidad hubiera surgido si no hubiera decidido trabajar duro durante mi práctica, ni siquiera había salario en juego. Todo lo que tengo ahora es el resultado de la bendición de Dios y mi voluntad de poner mis manos al arado y trabajar duro para alcanzar mis sueños.

Y ha desempeñado un papel vital en el lanzamiento del nuevo canal hispano de TBN, TBN Salsa, que ahora celebra su segundo aniversario. Cuéntanos más sobre tu rol en TBN Salsa.

El lanzamiento de TBN Salsa fue un evento histórico, que creo que ha tenido un gran significado espiritual para los hispanoamericanos. Ya está ayudando a la “próxima generación” de los hispanoamericanos evangélicos a expresarse en una voz espiritual completamente fiel a su cultura e identidad.

Me gusta explicarlo de esta manera: soy latina y americana, pero primero soy una hija de Dios con una identidad única que Dios puede usar para sus propósitos. Creciendo como un hispanoamericano de segunda generación, no tenía acceso a muchos recursos que encarnaban mi identidad completa como cristiano hispano-americano. Ahora TBN Salsa provee una voz para los hispanos que no hablan español, pero quieren abrazar su cultura latina y su fe en Dios. El lanzamiento de TBN Salsa también lanzó mi programa de charla cristiana, “Faith with Flavor” [Fe con sabor], que fue un sueño hecho realidad para mí.

Nuestra meta es que TBN Salsa sirva como un recurso innovador para impactar espiritualmente y desafiar tanto a hispanos como a no hispanos a través del lente de una vibrante cultura latino-cristiana. Mi visión personal es que TBN Salsa crezca a su máximo potencial, llegue a los perdidos con el amor de Jesús y ayude a toda una generación a encontrar su destino en Cristo.

Tags:
June
Subscribe to CT and get one year free.
Christianity Today
Graduarse de la universidad es difícil, pero no imposible