Las 20 diferentes nacionalidades Latinoamericanas en EU tienen diferencias significativas en comida, modismos, valores, e historia de su migración.

América Latina es una amalgama de líneas de sangre: española, árabe, nativos de América, África y Europa del Norte. A base de esta combinación de culturas nace la cultura Latina.

Sin embargo, entre las 20 nacionalidades latinoamericanas diferentes, todas ellas establecidas en el Norte, podemos encontrar diferencias significativas en los alimentos, los modismos, los valores y la historia de su migración.

Aunque los tacos y flautas son parte de la experiencia culinaria mexicana, los puertorriqueños prefieren comer arroz con gandules y un cubano pide "ropa vieja" que le suena tan extraño al colombiano como al anglosajona. Un peruano en necesidad de dinero busca plata, mientras que para un mexicano es lana.

Los siguientes párrafos dan una breve descripción de algunas diferencias entre los grupos de hispanos dentro de los Estados Unidos:

Los mexicanos: (12 millones de habitantes). Históricamente es inapropiado hablar de los mexicanos como inmigrantes. Este es el grupo hispano más grande, en su mayoría viven en California y Texas, territorio que pertenecía a México hasta la guerra mexicano-americana en el año de 1848, cuando perdió la mitad de su territorio cediéndolo a los Estados Unidos.

Muchos mexicanos emigraron en el siglo veinte debido a las necesidades de trabajo en los sectores agrícola e industrial. La mayoría de los más de 1 millón de inmigrantes legales e ilegales en los Estados Unidos de Norteamérica cada año provienen del otro lado del Río Grande, es decir, de México.

Los puertorriqueños: (2 millones de habitantes). Es el segundo grupo más grande de hispanos que residen, en su mayoría, en Nueva York, Nueva Jersey y Chicago. Debido el resultado de la guerra Española-Estadounidense, Puerto Rico es un Estado Libre Asociado, y sus pobladores son ciudadanos estadounidenses por nacimiento. A finales del siglo veinte, los puertorriqueños podrían tener la oportunidad de votar sobre si Puerto Rico se convertirá en el quincuagésimo primer Estado. La mayoría de los puertorriqueños llegaron a la península a consecuencia de las duras condiciones económicas en la isla entre los años de 1950 a 1970 a un ritmo comparable al de que 50 millones de personas saliesen de los Estados Unidos de Norteamérica. Los puertorriqueños son el grupo hispano más pobre del país, con ingresos medios de 14,500 dólares anuales.

Article continues below

Los cubanos: (1 millón de habitantes). Concentrados principalmente en Florida, profesionistas cubanos de clase media comenzaron a llegar en gran número en las costas de Miami cuando la Revolución Marxista de Fidel Castro derrocó al dictador Fulgencio Batista, en 1959.

En contraste a la mayoría de los inmigrantes hispanos, los cubanos fueron considerados refugiados políticos. Debido a su edad, nivel de educación y experiencia en los negocios, los cubanos rápidamente se instalaron para aquello que pensaron sería una situación temporal. Hoy en día son el grupo hispano más rico en los Estados Unidos, con un ingreso promedio de 26,770 dólares anuales, siendo lógico que voten por el Partido Republicano. Una segunda ola de inmigración de los marielitos se produjo en 1980, cuando Castro vació sus cárceles y permitió a los reclusos el paso irrestricto a los Estados Unidos.

Los centroamericanos: Muchos centroamericanos comenzaron a llegar en los años setenta cuando huían de áreas devastadas por la guerra, como El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Muchos de los más de 1 millón de personas que huyeron de El Salvador fueron auxiliados por una red de iglesias que les ayudaron a encontrar asilo en los Estados Unidos de Norteamérica y Canadá. Muchos temen ser asesinados, ya sea por la guerrilla o las fuerzas gubernamentales, si regresan a sus países de origen.

Los sudamericanos: Debido a los recursos necesarios para recorrer la larga distancia entre América del Sur y del Norte la mayoría de sudamericanos (como los ecuatorianos, bolivianos y chilenos) tienden a ser de clase media. La inestabilidad política y económica también ha obligado a estos inmigrantes a estar en busca de mejores oportunidades. En Perú, por ejemplo, la tasa de inflación acumulada durante un período de cinco años, concluido en 1990, fue de 2 millones por ciento.

Estas diferencias entre los hispanos causan tensiones entre ellos. Recientemente en Los Ángeles, los integrantes de la población México-Americana protestaron en contra de lo que ellos consideraban "la cubanización del canal de televisión local en español." Sin embargo, los grupos Hispanoamericanos poseen varias características en común, lo que incluye la palabra Americano como parte del nombre con que se les conoce en los Estados Unidos.

Article continues below

Este artículo apareció en 1991 como parte del artículo principal de cubierta "¡Vivan los evangélicos!" Puede leer dicho artículo aquí. También vea "Brecha entre las generaciones."

Tags:
Posted: