Jump directly to the Content

News&Reporting

Mientras Rusia invade Ucrania, los pastores se quedan para servir, orar... y resistir

Dos peticiones de oración desde Donetsk: «Primero, que el agresor sea detenido. Después, que Dios nos conceda la paz mental para ser capaces de responder con carácter cristiano y no con odio humano».
|
English简体中文한국어繁體中文русский
Mientras Rusia invade Ucrania, los pastores se quedan para servir, orar... y resistir
Image: Chris McGrath / Getty Images
El cuerpo del capitán Anton Olegovich Sidorov, recientemente asesinado en Donetsk, en su funeral el 22 de febrero de 2022 en Kiev, Ucrania.

Durante la invasión de Rusia a Ucrania, la casa de una familia bautista quedó destruida y un seminario fue sacudido por explosiones cercanas, aunque fuentes locales dijeron a CT que ninguna iglesia o edificio cristiano ha sido atacado hasta ahora.

El presidente Vladímir Putin anunció que sus fuerzas solo estaban atacando instalaciones militares. También afirmó que Ucrania no existe realmente como nación.

Igor Bandura, vicepresidente de la Unión Bautista, la mayor entidad protestante en Ucrania, se enteró de los daños colaterales en la casa de un creyente bautista en Donetsk durante una llamada por Zoom con sus 25 superintendentes regionales.

Con excepción de uno. En las líneas del frente de guerra, en la región oriental de Donbás, el líder bautista del territorio ocupado de Lugansk no pudo unirse.

Pero desde la ciudad de Chasiv Yar, en el frente de batalla de la vecina Donetsk, en una zona que entonces todavía estaba bajo el control del gobierno ucraniano, Bandura recibió informes de evaluación locales.

«La gente no quiere estar bajo control ruso», le dijeron. «Pero se sienten impotentes. ¿Qué puede hacer la gente común?».

Orar. Y mantener la calma.

Este fue el mensaje comunicado por el Consejo de Iglesias y Organizaciones Religiosas de Ucrania (UCCRO, por sus siglas en inglés), un día después de que su pedido a Putin quedara sin respuesta.

El rabino principal de Ucrania invitó a los líderes cristianos a recitar juntos el Salmo 31 [enlaces en inglés].

«Les instamos a mantener la calma, a no ceder frente al pánico y a cumplir las órdenes de las autoridades estatales y militares ucranianas», declaró el UCCRO. «La verdad y la comunidad internacional están del lado de Ucrania. Creemos que el bien prevalecerá, con la ayuda de Dios».

Miles de ucranianos huyeron hacia el oeste mientras los misiles rusos alcanzaban objetivos en toda la nación. El Ministerio del Interior de Ucrania informó acerca de cientos de bombardeos.

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski anunció hoy por video poco después de la medianoche que 137 ucranianos fallecieron durante el primer día de la invasión. «Están asesinando gente y transformando ciudades pacíficas en objetivos militares», dijo, según el New York Times. «Es una acción infame que nunca será perdonada».

Valentin Siniy, presidente del Instituto Cristiano Traviski ubicado en Kherson, a unos ochenta kilómetros de Crimea, tuvo que evacuar su seminario junto con un equipo de traductores de la Biblia cuando helicópteros rusos atacaron objetivos en la zona.

«La mayoría de los pastores de edad avanzada de las iglesias se quedaron en las ciudades. Los líderes de jóvenes comenzaron a evacuar a los jóvenes», contó a CT. «Pudimos comprar una camioneta con veinte asientos para evacuar a la gente. Alrededor de 30 personas ahora están en un lugar seguro en el oeste de Ucrania. Pero cerca de 40 personas más están viajando hacia el oeste [en] vehículos que están en mal estado».

Mientras tanto, su iglesia dispuso su sótano para albergar a vecinos que viven en edificios de departamentos para protegerlos de los bombardeos.

«Todos los ministros y yo nos quedamos en Kyiv [Kiev]», dijo Yuriy Kulakevych, director de asuntos internacionales en la Iglesia Pentecostal de Ucrania. «Seguimos con nuestras oraciones de intercesión, hablamos con la gente para reducir el pánico y ayudamos a los necesitados».

En Kámianka, 233 kilómetros más al sur, Vadym Kulynchenko, de la organización Our Legacy Ukraine, informó de que su iglesia ya había empezado a recibir a los refugiados del este. Se les proporcionará un refugio temporal; sin embargo, las principales necesidades son alimentos, medicamentos, combustible, productos de higiene y colchones inflables.

Las bombas alcanzaron tres centros de infraestructura en su ciudad.

«Por favor, oren por la formación de discípulos en el país, la seguridad de nuestra gente y la generosidad en medio de la guerra», pidió Kulynchenko. «Y también oren por discernimiento, ya que hay muchas noticias falsas».

El Seminario Teológico de Kyiv [STK] publicó una advertencia general [enlace en ucraniano].

«Generar pánico mediante la difusión de información falsa con motivos de manipulación es exactamente lo que busca el enemigo», escribió un profesor de comunicaciones el martes pasado. «Esta guerra no es tanto por nuestros territorios, como lo es por nuestra alma y nuestra mente».

El jueves 24, el STK compartió Isaías 41:10 cuando instó a sus lectores en Facebook a que «no tengan miedo, más bien recuerden cuántas veces Dios dice en su Palabra “no teman”» [enlace en ucraniano]. El seminario señaló que el miedo produce parálisis, mientras que tanto la oración como la confianza en Dios y el amor al prójimo brindan fortaleza.

Con un «corazón de plomo», Taras Dyatlik —director regional para Europa del Este y Asia Central en la organización Overseas Council International— escribió a los patrocinadores de la educación teológica sobre las muchas necesidades de oración que tienen actualmente sus colegas líderes de iglesias y de seminarios en Ucrania, incluyendo la recepción de refugiados en sus residencias de dormitorios.

«Muchos de ellos están pensando en la evacuación de los empleados, profesores y estudiantes dentro de Ucrania, y algunos no tienen ninguna posibilidad de evacuar», escribió Dyatlik.

Pidió oración por las familias, incluida la suya, debido a que el anuncio de movilización total por parte de Ucrania «significa que muchos estudiantes, graduados y profesores serán llamados al servicio militar para servir en el ejército y participar en los combates». También pidió oración por las esposas de los líderes. Como todos los hombres de entre 18 y 60 años ya no pueden salir del país, dijo que muchas esposas decidieron quedarse también.

«Hoy hablé con [mi esposa] sobre la posibilidad de salir de Ucrania», escribió Dyatlik. «Ella se negó inmediatamente y dijo: “Estaré contigo hasta el final”».

Los estudiantes del Seminario Teológico Evangélico de Ucrania [STEU], ubicado en las afueras de Kyiv, recibieron instrucciones de refugiarse en el seminario mientras los militares luchaban en un aeropuerto cercano, según informó Josh Tokar, director de los servicios en inglés de la institución. Los que están en el campus están asustados pero no en estado de pánico, dijo. El presidente del seminario publicó un mensaje del Salmo 27: «El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré?».

Bandura no se unió al llamado a la paz.

«¿Quiénes son ustedes para decir que nuestra nación no existe?», dijo sobre el comentario de Putin. «La verdad está con nosotros, y Dios está con nosotros. Nosotros queremos vivir en paz, pero si Rusia quiere quitárnosla, luchemos».

Aunque hay algunos ucranianos que están a favor de Rusia, dijo, la mitad de la población está dispuesta a defender personalmente su nación.

También han circulado fotos de mujeres aprendiendo a usar armas. Mientras tanto, una encuesta reciente de CNN encontró que el 13 por ciento de los ucranianos encuestados están de acuerdo con el uso de armas por parte de Rusia para unificar las dos naciones. Solo el 36 por ciento de rusos encuestados están de acuerdo. (El 73 por ciento de los ucranianos y el 43 por ciento de los rusos encuestados no están de acuerdo).

La Alianza Evangélica Rusa [AER] transmitió su apoyo al llamado del UCCRO en favor de las iniciativas de pacificación.

«Todos los cristianos evangélicos oramos cada día y pedimos al Todopoderoso que nos dé sabiduría», declaró Vladímir Vlasenko, secretario general de la AER, «para preservar la frágil paz y no sumir a nuestros países en un conflicto fratricida».

«No encontramos justificación admisible para estas acciones y estamos profundamente angustiados por la muerte, la destrucción, el caos y la desgracia que vendrán como consecuencia», declaró Thomas Bucher, secretario general de la Alianza Evangélica Europea, segúnEvangelical Focus [enlace en inglés].

«La invasión a Ucrania no fue provocada ni tiene justificación admisible alguna», declaró. «Se dijo que el ataque era necesario para proteger a aquellos que son étnicamente rusos y que se encuentran en Ucrania, y para detener las amenazas de Ucrania a Rusia. Tales declaraciones son falsas. Este desastre fue provocado por el presidente Putin con propósitos geopolíticos mayores».

En Rivne, al oeste de Ucrania, las autoridades locales ordenaron [enlace en ucraniano] que todas las iglesias permanecieran abiertas, y que los líderes eclesiásticos se mantuvieran en contacto con los residentes para ayudar a coordinar la asistencia, así como los equipos militares que fueran necesarios.

Muchos en Ucrania están mostrando resiliencia.

El personal de New Life Radio en Odesa, en la costa del mar Negro, vio cómo los misiles pasaban por delante de sus casas. Contaron a Evangelical Focus [enlace en inglés] que están tomando medidas para ocultar los equipos y proteger sus transmisiones, en caso de que la emisora sea asaltada en un futuro próximo.

Vasyl Ostryi, pastor de la Iglesia Bíblica de Irpin ubicada a 28 kilómetros al noroeste de Kyiv, y profesor del ministerio de jóvenes en el STK, también ha decidido quedarse.

«Cuando esto termine, los ciudadanos de Kyiv recordarán cómo han respondido los cristianos en sus momentos de necesidad», escribió para The Gospel Coalition. «Daremos refugio a los débiles, serviremos a los que sufren y restauraremos a los quebrantados. Y mientras lo hacemos, ofreceremos la esperanza inquebrantable de Cristo y su evangelio».

En internet han circulado fotos que muestran a ucranianos arrodillados en oración en las calles de la ciudad.

Ucranianos reunidos en oración en la plaza central de Járkov, Ucrania.
Image: Cortesía de la Sociedad Bíblica de Ucrania.

Ucranianos reunidos en oración en la plaza central de Járkov, Ucrania.

La aplicación móvil YouVersion señaló un aumento repentino de su aplicación de la Biblia por parte de usuarios ucranianos y rusos durante las últimas tres semanas: las búsquedas de temor se incrementaron un 11 por ciento, y las búsquedas de paz aumentaron un 44 por ciento.

«Teníamos ejemplares de la Biblia impresos listos para 2022, pero estamos en el segundo mes del año y ya casi no nos quedan ejemplares en nuestro depósito», Anatoliy Raychynets, subsecretario general de la Sociedad Bíblica de Ucrania, contó a Eternity News poco antes de la invasión.

«En nuestras iglesias —ya sean ortodoxas, católicas, protestantes o evangélicas— hay más personas nuevas. No solo los domingos o sábados, sino también en los servicios durante la semana», contó al servicio de noticias de la Sociedad Bíblica de Australia. «Están viniendo personas nuevas a los estudios bíblicos que tenemos por la noche. Desean orar y escuchar un mensaje que les traiga esperanza o consuelo».

Rick Perhai, director de grados avanzados en el STK, dijo que la iglesia internacional en la que es pastor en Kyiv tiene varios líderes que recomiendan que la congregación lleve a cabo su culto este próximo domingo. Algunos de sus miembros expatriados han huido; otros quieren quedarse y unirse a la lucha.

Perhai lamenta que el enemigo esté intentando destruir Ucrania mientras los cristianos de esta nación están cada vez más preparados para llevar el evangelio a las naciones vecinas. No obstante, ora por los rusos pidiendo a Dios que les conceda el arrepentimiento.

Pero su petición también es imprecatoria.

«Oren para que la nación rusa se canse de los desplantes de su tirano en casa y en el extranjero», dijo Perhai, «y para que lo destituyan».

Dyatlik también pidió oración por «la verdad», aludiendo a todas las «perspectivas» de los medios de comunicación.

«Nosotros no hemos invitado a la guerra. El Kremlin y Vladímir Putin la trajeron a Ucrania. (...) Hay una evaluación moral de los actos de agresión como este», escribió el educador teológico. «Estos actos tienen una definición bíblica y una evaluación bíblica. Por favor, oren por el discernimiento espiritual sobre estas cosas».

Dyatlik finalizó su carta de oración con peticiones por los creyentes de ambos lados del conflicto:

Por favor, oren por los cristianos rusos para que eleven sus oraciones y su voz hacia el gobierno ruso para que detenga las agresiones; [que] no se queden callados; por favor, oren por los gobiernos occidentales, de Estados Unidos y de la Unión Europea.

Por último, por favor, oren por los cristianos ucranianos, para que sirvamos y vivamos como una comunidad de la esperanza en el pleno sentido de este término, para que durante estos tiempos terribles invitemos a más y más personas a una relación con Dios y con otros hermanos cristianos, a un vínculo de amor, esperanza, ánimo, apoyo, y para que nuestra mente y carácter sigan siendo transformados para reflejar los de Jesucristo.

Las naciones occidentales han condenado abiertamente a Putin, y han preparado sanciones. Han circulado informes de rusos haciendo fila en los cajeros automáticos para retirar su dinero, temerosos de que la nación quede aislada del sistema bancario internacional.

Mientras tanto, en Donetsk, donde 25 equipos de misioneros han estado trabajando para establecer iglesias, las filas de combustible tienen una espera de horas para obtener un suministro racionado de 18 litros. Las tiendas de comestibles tienen estantes vacíos mientras los ucranianos buscan abastecerse de alimentos y agua.

Bandura transmitió las dos principales peticiones de oración de su supervisor.

«Primero, para que el agresor sea detenido», dice. «Pero también que Dios nos conceda la paz mental para ser capaces de responder con carácter cristiano y no con odio humano».

Reportes adicionales por Rachel Pfeiffer.

Traducción por Sofía Castillo.

Edición en español por Livia Giselle Seidel.

[ This article is also available in English 简体中文 한국어 繁體中文, and русский. See all of our Spanish (español) coverage. ]

December
Support Our Work

Subscribe to CT for less than $4.25/month

Read These Next

close