Jump directly to the Content

News&Reporting

Los 50 países donde es más difícil ser cristiano en 2022

El último informe sobre la persecución de cristianos afirma que 4 de cada 5 asesinatos de cristianos ocurrieron en Nigeria, 3 de cada 5 ataques a iglesias ocurrieron en China, y la persecución en Afganistán es ahora peor que en Corea del Norte.
|
EnglishPortuguêsالعربيةFrançais简体中文한국어ItalianoIndonesian繁體中文русскийcatalà
Los 50 países donde es más difícil ser cristiano en 2022
Image: Illustration by Mallory Rentsch / Source Image: Benne Ochs / Getty Images
Lista Mundial de la Persecución 2022 (LMP) de Puertas Abiertas

Durante el año pasado, mil cristianos más fueron asesinados por su fe, en comparación con el año anterior.

Mil cristianos más fueron detenidos.

Seiscientas iglesias más fueron atacadas o cerradas.

Y Afganistán ocupa ahora el primer lugar de la Lista Mundial de la Persecución 2022 (LMP), el más reciente recuento anual de Puertas Abiertas de los 50 países donde es más peligroso y difícil ser cristiano.

«Los resultados de este año indican cambios de un nivel sísmico en el panorama de la persecución», dijo David Curry, presidente de Puertas Abiertas en los Estados Unidos (Open Doors USA).

Desde que Puertas Abiertas comenzó a hacer su recuento en 1992, Corea del Norte siempre había liderado la clasificación. Pero desde que los talibanes obtuvieron el control de Afganistán el pasado mes de agosto, los creyentes afganos han tenido que abandonar su país o reubicarse internamente. Muchos perdieron todo lo que tenían, señala el informe, mientras que las iglesias que se reunían en casas cerraron inmediatamente.

«Antes de los talibanes, la situación no era maravillosa, pero era buena», dijo un afgano evacuado, quien solicitó el anonimato porque guarda la esperanza de poder regresar a su país algún día. «[Ahora] los cristianos viven con miedo, en secreto, en la total clandestinidad».

Una de las primeras observaciones de Puertas Abiertas es que el desplazamiento de Corea del Norte al segundo lugar no debe malinterpretarse como una mejora de la libertad religiosa en ese país. Por el contrario, la implementación de una nueva «ley en contra del pensamiento reaccionario» ha provocado un aumento en el número de detenciones de cristianos y del cierre de iglesias que se reúnen en casas.

En total, las naciones de la lista incluyen un total de 360 millones de cristianos que viven en lugares con niveles de persecución muy altos o extremos, es decir, 1 de cada 7 cristianos en todo el mundo. En otras palabras, 2 de cada 5 creyentes en Asia, 1 de cada 5 en África y 1 de cada 15 en América Latina sufren de persecución muy elevada o extrema.

El año pasado, por primera vez en 29 años de seguimiento, las 50 naciones de la lista obtuvieron una puntuación lo suficientemente alta como para registrar niveles de persecución «muy altos» en la matriz de 84 preguntas de Puertas Abiertas. Este año, los 50 países volvieron a obtener esta puntuación, junto con otros 5 países más que aparecen en la lista de los primeros 50.

Aunque el extremismo islámico continúa siendo una de las mayores fuentes de persecución, Puertas Abiertas ha resaltado que en China y otros países las restricciones impuestas por la COVID-19 «se han convertido en una forma sencilla de incrementar el control y la vigilancia sobre las minorías religiosas y sus servicios de adoración». Los investigadores también descubrieron que la persecución cada vez desplaza más cristianos fuera de sus comunidades, y decenas de miles de ellos se han convertido en refugiados en otros países, tal como sucede en el caso de Myanmar.

El propósito de la clasificación anual de la LMP —que ha relatado cronológicamente cómo Corea del Norte cada vez tiene más competidores a medida que la persecución empeora— es guiar las oraciones y apuntalar una ira más efectiva, al tiempo que muestra a los creyentes perseguidos que no están olvidados [todos los enlaces redirigen a contenido en inglés].

La versión 2022 de la lista abarca el periodo de tiempo comprendido entre el 1 de octubre de 2020 y el 20 de septiembre de 2021, y se ha recopilado a partir de informes de base de trabajadores de Puertas Abiertas en más de 60 países.

¿En dónde se persigue más a los cristianos hoy?

Afganistán no representa el único cambio sustancial en la clasificación de este año. Myanmar pasó de la posición 18 a la 12, debido al aumento de la violencia tras el golpe de Estado y a la discriminación en términos de atención sanitaria. Qatar subió desde la posición 29 a la 18 ya que, tras el confinamiento establecido por la COVID-19, no se permitió la reapertura de las iglesias en hogares que anteriormente eran permitidas, aun cuando sí se otorgó este permiso a las mezquitas y a los pocos edificios eclesiásticos registrados oficialmente.

Indonesia, por su parte, subió desde el número 47 al 28, impulsada principalmente por dos mortales atentados islamistas contra iglesias y a pesar de la represión gubernamental contra los terroristas. Cuba saltó desde la posición 51 a la 37, debido a la intensificación de las acciones contra los líderes y activistas cristianos que se oponen a los principios comunistas.

En general, los 10 países que encabezan la lista solo cambiaron de posición con respecto al año pasado. Somalia se mantuvo en el lugar número 3, al igual que Libia en el 4, Eritrea en el 6 e India en el 10. Yemen subió dos puestos hasta la quinta posición, sustituyendo a Pakistán, que cayó tres puestos hasta el número 8. Irán cayó un puesto hasta el número 9, y Nigeria subió dos puestos hasta el séptimo lugar, completando así el infame grupo.

Nigeria había causado sorpresa al ser eliminada en el pasado mes de noviembre de la lista anual de Países de Especial Preocupación del Departamento de Estado de EE.UU., después de haber sido finalmente añadida en 2020. Sin embargo, Nigeria recibió atención especial en el informe de Puertas Abiertas.

«Una vez que decides ser cristiano en Nigeria, tu vida siempre está en juego», dijo Manga, cuyo padre fue decapitado por Boko Haram. «[Pero] no es como si tuviéramos [otro lugar] para ir, no tenemos opción».

Nigeria, la nación más poblada de África, ocupó el primer lugar en las subcategorías de cristianos asesinados, secuestrados, acosados sexualmente, maltratados física o mentalmente, y hogares y negocios atacados por motivos religiosos. También ocupa el segundo lugar en las subcategorías de ataques a iglesias y desplazamientos internos.

«Cada vez está más claro que los cristianos (y los grupos minoritarios) no pueden contar con que el sistema de seguridad esté disponible para su protección», afirma el informe.

Las violaciones contra la libertad religiosa en Nigeria están relacionadas con el rápido crecimiento de la presencia islamista en el Sahel africano.

Malí subió al puesto 24 después de haber estado en el 28 el año pasado, y Puertas Abiertas teme que pueda subir aún más el próximo año. Burkina Faso se mantuvo en el lugar 32 y Níger saltó desde el número 54 hasta la posición 33. Más hacia el sureste, la República Centroafricana (RCA) subió desde la posición número 35 al número 31.

«El epicentro del yihadismo internacional se encuentra ahora en la zona del Sahel», declaró Illia Djadi, analista sénior para la libertad religiosa y de creencias en el África subsahariana en Puertas Abiertas. «Este terrorismo se está desplazando hacia el sur... y países predominantemente cristianos como Benín, Togo, Ghana y Costa de Marfil se ven ahora afectados». (Ninguno de estos países clasificó dentro de la LMP).

Los países con mayorías cristianas ocupan un lugar relativamente bajo en la lista de 50 países, e incluyen a Colombia (Núm. 30), Cuba (Núm. 37), Etiopía (Núm. 38), la República Democrática del Congo o RDC (Núm. 40), Mozambique (Núm. 41), México (Núm. 43) y Camerún (Núm. 44).

De las 50 primeras naciones,

  • 11 tienen niveles «extremos» de persecución y 39 tienen niveles «muy altos». Otras cinco naciones fuera de las 50 primeras también califican con un nivel de persecución «muy alto»: Kenia, Sri Lanka, Comoras, Emiratos Árabes Unidos y Tanzania.

  • 18 están en África (6 en el norte de África), 29 en Asia, 10 en Oriente Medio, 4 en Asia Central y 3 en América Latina.

  • 34 tienen el Islam como religión principal, 4 el budismo, 2 el hinduismo, 1 el ateísmo, 1 el agnosticismo y 10 alguna variante del cristianismo.

La lista de 2022 incluye dos nuevos países: Cuba y Níger. Asimismo, dos países han salido de la lista: Kenia y Comoras.

Otros países que subieron de posición incluyen a Arabia Saudita, que subió al número 11 desde el número 14 debido a la disponibilidad de información más específica sobre la situación de los inmigrantes conversos. Del mismo modo, otra nación del Golfo Pérsico, Omán, subió desde la posición 44 a la 36, tras un aumento de la vigilancia contra los cristianos, especialmente los conversos, y donde varios se vieron obligados a abandonar el país.

En Asia, Bután subió del puesto 43 al 34 debido al aumento de la violencia contra los cristianos en esta nación budista tradicionalmente no violenta.

No todos los movimientos dignos de mención fueron negativos. Irak y Siria descendieron tres puestos hasta el número 14 y 15, respectivamente, debido a la disminución del número de iglesias atacadas y de cristianos asesinados. Túnez bajó del puesto 25 al 35, ya que se detuvo a menos cristianos, mientras que la disminución de la violencia contra los cristianos hizo que Tayikistán bajara del puesto 43 al 45. Por su parte, la disminución de los ataques por parte de grupos radicales hindúes en Nepal, país del Himalaya, hizo que su clasificación descendiera desde el número 34 hasta el número 48.

No obstante, Puertas Abiertas sugirió que algunos descensos pueden ser superficiales, causados por la disminución de la actividad cristiana debido a la COVID-19. Egipto bajó del puesto 16 al 20, y Turquía cayó del 35 al 42, debido a la disminución en el número de ataques contra las iglesias. Sin embargo, en Egipto, el nivel elevado de violencia contra los cristianos en la sociedad se mantuvo invariable y dejó un total de ocho creyentes asesinados, mientras que Turquía fue testigo de una retórica gubernamental cada vez más agresiva contra los cristianos, quienes enfrentaron una creciente desconfianza social.

En otras naciones, los avances positivos alcanzados fueron anulados y superados por los negativos. Sudán se mantuvo en el puesto número 13, dado que las reformas en materia de libertad religiosa a nivel nacional todavía no han sido promulgadas a nivel local. Colombia se mantuvo en el lugar número 30, ya que ocurrieron menos asesinatos de cristianos, si bien se produjo un aumento de la actividad delictiva y la hostilidad social, especialmente en las comunidades indígenas. Y en Etiopía, que descendió dos puestos hasta el número 38, la disminución de la violencia contra los cristianos se vio contrarrestada por la presión de parte de la comunidad en medio de las condiciones de la guerra civil, lo cual hace difícil diferenciar la persecución religiosa de la étnica.

¿Cómo se persigue a los cristianos en estos países?

Puertas Abiertas realiza un seguimiento de la persecución en seis categorías —que incluyen la presión social y gubernamental sobre individuos, familias y congregaciones— y se presta especial atención a las mujeres.

Casi todas las categorías han registrado un aumento este año, y algunas han alcanzado cifras sin precedentes.

Pero cuando la violencia se analiza en una categoría aislada, los 10 países con mayores niveles de persecución cambian drásticamente, de tal forma que solo Afganistán, Nigeria, Pakistán y la India permanecen en ambas listas. De hecho, hay 16 países en los cuales es más probable morir por ser cristiano que en Corea del Norte.

Se registraron más de mil martirios más que el año pasado, ya que Puertas Abiertas contabilizó 5898 cristianos que fueron asesinados por su fe durante el periodo cubierto por la LMP 2022. Esta cifra, que representa un aumento del 24 %, sigue siendo siendo inferior a la cifra máxima alcanzada en 2016 con 7106 muertes. Nigeria representó el 79 % del total, seguido por Pakistán con el 11 %.

Puertas Abiertas presenta sus estadísticas de violencia en las naciones que obtuvieron 41 puntos o más. La organización es conocida por favorecer una estimación más conservadora que otros grupos, quienes a menudo reportan alrededor de 100 000 martirios por año.

En aquellos casos en los que las cifras no pueden verificarse, las estimaciones se dan en números redondos de 10, 100, 1000 o 10 000, consideradas como más bajas que las cifras reales. También es posible que algunas tabulaciones nacionales no sean reveladas por motivos de seguridad, razón por la cual se designa con «NN» a Afganistán, las Islas Maldivas, Corea del Norte, Somalia y Yemen.

De acuerdo a este conteo, Burkina Faso, la RDC, Mozambique y una nación cuyo nombre no fue revelado conservan un recuento simbólico de 100 mártires.

Una segunda categoría registra los ataques a iglesias y otros edificios cristianos, tales como hospitales, escuelas y cementerios, ya sea que hayan sido destruidos, cerrados o confiscados. La cifra de 5110 representa un aumento del 14 % con respecto al año pasado, pero es solo la mitad de la cifra máxima de 2020, que fue de 9488.

China, que ahora se encuentra en la posición 17 y que por primera vez en diez años volvió a estar en los 20 países principales de la lista, encabezó la LMP con el 59 % de los ataques a iglesias registrados. Nigeria ocupa el segundo lugar con 470 incidentes, seguida de Bangladés, Pakistán y Qatar. La República Centroafricana, Burkina Faso, Mozambique, Burundi, Angola y Ruanda recibieron 100 ataques simbólicos.

La categoría de cristianos detenidos sin juicio, arrestados, condenados y encarcelados alcanzó una nueva cifra máxima en 2021, con un total de 6175, lo cual representa mil casos más que en el periodo del informe anterior. Puertas Abiertas divide este grupo en dos subcategorías, con 4765 creyentes detenidos, lo cual representa un aumento del 69 %. La India se situó a la cabeza con 1310 casos, y junto con una nación no revelada, Pakistán y China constituyeron el 90 % del total.

Sin embargo, la cifra de 1410 creyentes encarcelados representó un descenso del 4 % con respecto al periodo anterior. Eritrea, China, Bangladés y un país no revelado representaron el 91 % del total.

Asimismo, se registró otra nueva cifra máxima en el número de cristianos secuestrados, con un total de 3829 que representa un aumento del 124 por ciento con respecto al periodo anterior. El 66 % del total de los casos corresponde a Nigeria, seguido de Pakistán con el 26 %.

La categoría con mayor número de casos, por un gran margen de diferencia, fue la de desplazamientos, que registró la cifra de 218 709 cristianos que se vieron obligados a abandonar sus hogares o a mantenerse ocultos por motivos relacionados con la fe. Otros 25 038 cristianos se vieron obligados a abandonar sus países. Myanmar representó el 91 % y el 80 %, respectivamente.

Puertas Abiertas declaró que varias categorías fueron especialmente difíciles de contabilizar con precisión, de las cuales la más numerosa fue la de los casos de abusos físicos y mentales, con 24 678 casos, que incluyen palizas y amenazas de muerte. De las 74 naciones encuestadas, a 36 se les asignaron números simbólicos. Nigeria fue el país con más cifras simbólicas, seguido de India, dos naciones no reveladas, Eritrea, Pakistán, Myanmar, China, la RCA, Mozambique y Malasia.

Se calcula que en 2021 ocurrieron ataques a un total de 4543 hogares y propiedades de cristianos, así como a 1906 tiendas y negocios. En el caso de estos últimos, 18 de los 36 países recibieron números simbólicos, con Nigeria en el primer lugar.

Nigeria, Pakistán y Mozambique fueron los países con más casos registrados en la primera categoría, y solo en Camerún y Bangladés se pudieron registrar casos reales. Irak, Siria, China, Burkina Faso y la RDC ocuparon los 10 primeros puestos, cada uno con una puntuación simbólica de 100 ataques.

Las categorías específicas de mujeres también fueron difíciles de contabilizar con precisión para los investigadores de Puertas Abiertas. Hubo un total de 3147 casos de violación y acoso sexual, encabezados por Nigeria y Pakistán con las cifras más altas, y con 36 de 48 países con puntuación simbólica. En cuanto a los matrimonios forzados de cristianos con no cristianos, hubo un total de 1588 casos, con Pakistán encabezando la lista de los 25 de 37 países puntuados simbólicamente.

¿Por qué se persigue a los cristianos en estos países?

El motivo principal varía en cada país, y una mejor comprensión de las diferencias puede ayudar a los cristianos en otros lugares a abogar y orar por sus atribulados hermanos y hermanas en Cristo de una forma más efectiva.

Puertas Abiertas clasifica las principales fuentes de persecución cristiana en ocho grupos:

Opresión islámica (33 países): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en más de la mitad de los países de la LMP, entre los cuales están 7 de los 10 principales de toda la lista: Afganistán (Núm. 1), Somalia (Núm. 3), Libia (Núm. 4), Yemen (Núm. 5), Pakistán (Núm. 8), Nigeria (Núm. 7) e Irán (Núm. 9). La mayoría de estos 33 países son oficialmente naciones islámicas, o bien tienen mayorías musulmanas; sin embargo, en 6 de ellas la mayor parte de la población se identifica con alguna variante del cristianismo: Nigeria (Núm.1), República Centroafricana (Núm. 31), Etiopía (Núm. 38), República Democrática del Congo (Núm. 40), Mozambique (Núm. 41) y Camerún (Núm. 44).

Paranoia dictatorial (5 países): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en cinco países, principalmente aquellos de Asia central con mayoría musulmana: Uzbekistán (Núm. 21), Turkmenistán (posición 25), Bangladés (Núm. 29), Tayikistán (Núm. 45) y Kazajistán (Núm. 47).

Opresión comunista y poscomunista (5 países): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en cinco países, principalmente en Asia: Corea del Norte (Núm. 2), China (Núm. 17), Vietnam (Núm. 19), Laos (Núm. 26) y Cuba (Núm. 37).

Nacionalismo religioso (4 países): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en cuatro naciones asiáticas. Los cristianos son el principal objetivo de persecución por parte de los nacionalistas hindúes en la India (Núm. 10) y Nepal (Núm. 48), y de los nacionalistas budistas de Myanmar (Núm. 12) y Bután (Núm. 34).

El crimen organizado y la corrupción (2 países): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en Colombia (Núm. 30) y México (Núm. 43).

Proteccionismo denominacional cristiano (1 país): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en Eritrea (Núm. 6).

Intolerancia secular (0 países) y opresión de clanes (0 países): Puertas Abiertas rastrea estas fuentes de persecución a las que se enfrentan los cristianos, pero este año ninguna de ellas es la fuente principal de persecución en ninguno de los 50 países de la lista. Sin embargo, el año pasado la opresión de los clanes fue la principal fuente de persecución en Afganistán, Somalia, Laos, Qatar, Nepal y Omán.

¿Cómo se compara la LMP con otros informes sobre persecución religiosa?

Puertas Abiertas cree que es razonable decir que el cristianismo es la religión más perseguida del mundo. Al mismo tiempo, señala que no hay documentación con la que se pueda hacer una comparación real con la población musulmana del mundo.

Otras evaluaciones de la libertad religiosa en el mundo corroboran muchas de las conclusiones de Puertas Abiertas. Por ejemplo, el último análisis del Centro de Investigación Pew sobre las hostilidades del gobierno y la sociedad hacia la religión encontró que los cristianos fueron acosados en 153 países en 2019, más que cualquier otro grupo religioso. Los musulmanes fueron acosados en 147 países, seguidos por los judíos en 89 países.

Al examinar solo la hostilidad de los gobiernos, los musulmanes fueron acosados en 135 países y los cristianos en 128 países, según Pew. Al examinar solo la hostilidad dentro de la sociedad, los musulmanes fueron acosados en 115 países y los cristianos en 107 países.

El desglose corresponde a los datos de Puertas Abiertas. China, Myanmar, Sudán y Siria registraron más de 10 000 incidentes de acoso gubernamental cada uno. Sri Lanka, Afganistán y Egipto se destacaron por sus altos niveles de hostilidad social.

La mayoría de las naciones de la lista de Puertas Abiertas también aparecen en la lista anual del Departamento de Estado de los EE.UU. que menciona y amonesta a los gobiernos que han «participado o tolerado violaciones sistemáticas, continuas y atroces de la libertad religiosa».

La lista de Países de Especial Preocupación (CPC, por sus siglas en inglés) de primer nivel incluye a Myanmar (Núm. 12 en la LMP 2022), China (Núm. 17), Eritrea (Núm. 6), Irán (Núm. 9), Corea del Norte (Núm. 2), Pakistán (Núm. 8), Rusia (que salió de la LMP el año pasado), Arabia Saudita (Núm. 11), Tayikistán (Núm. 45) y Turkmenistán (Núm. 25). Su lista CPC de segundo nivel incluye a Argelia (Núm. 22), Comoras (que salió de la LMP este año), Cuba (Núm. 37) y Nicaragua (sin clasificación, pero supervisada por Puertas Abiertas).

Por su parte, el Departamento de Estado de los EE. UU. también enumera las Entidades de Especial Preocupación, también denominados actores no gubernamentales que producen persecución, todos ellos activos en países de la lista de Puertas Abiertas. Entre ellas se encuentran Boko Haram y el grupo terrorista Estado Islámico de la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas en inglés) en Nigeria (Núm. 7 de la LMP), los talibanes en Afganistán (Núm. 1), Al Shabab en Somalia (Núm. 4), ISIS —principalmente en Irak (Núm. 14)—, Hay’at Tahrir al-Sham en Siria (Núm. 15), los hutíes en Yemen (Núm. 5), e ISIS en el Gran Sahara y Jama’at Nasr al-Islam wal Muslimin en la zona del Sahel.

Por su parte, la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés) recomendó en su informe de 2021 las mismas naciones para la lista de Países de Especial Preocupación (CPC), con la adición de Nigeria, India (Núm. 10), Siria y Vietnam (Núm. 19). Para la lista del Departamento de Estado, la USCIRF recomendó incluir las mismas naciones —a excepción de Comoras—, con la adición de Afganistán, Azerbaiyán (sin clasificación, pero supervisada por Puertas Abiertas), Egipto (Núm. 20), Indonesia (Núm. 28), Irak, Kazajistán (Núm. 47), Malasia (Núm. 50), Turquía (Núm. 42) y Uzbekistán (Núm. 21).

Todas las naciones del mundo son monitoreadas por investigadores y personal de campo de Puertas Abiertas, pero se presta atención focalizada a 100 países y observación especial a los 74 que registran niveles «altos» de persecución (con puntajes de más de 40 en la escala de 100 puntos de Puertas Abiertas).

Traducción y edición en español por Sofía Castillo y Livia Giselle Seidel.

Conoce la Lista Mundial de la Persecución 2022

Posición País
1 Afganistán
2 Corea del Norte
3 Somalia
4 Libia
5 Yemen
6 Eritrea
7 Nigeria
8 Pakistán
9 Irán
10 India
11 Arabia Saudita
12 Myanmar
13 Sudán
14 Irak
15 Siria
16 Maldivas
17 China
18 Qatar
19 Vietnam
20 Egipto
21 Uzbekistán
22 Argelia
23 Mauritania
24 Malí
25 Turkmenistán
26 Laos
27 Marruecos
28 Indonesia
29 Bangladés
30 Colombia
31 República Centroafricana
32 Burkina Faso
33 Níger
34 Bután
35 Túnez
36 Omán
37 Cuba
38 Etiopía
39 Jordania
40 República Democrática del Congo
41 Mozambique
42 Turquía
43 México
44 Camerún
45 Tayikistán
46 Brunéi
47 Kazajistán
48 Nepal
49 Kuwait
50 Malasia

[ This article is also available in English Português العربية Français 简体中文 한국어 Italiano Indonesian 繁體中文 русский, and català. See all of our Spanish (español) coverage. ]

September
Support Our Work

Subscribe to CT for less than $4.25/month

Read These Next

close