Jump directly to the Content

News&Reporting

Los 50 países donde es más difícil seguir a Jesús en 2023

Según el último informe sobre la persecución de los cristianos, Nigeria y el África subsahariana son el epicentro de la violencia yihadista, mientras que China lidera los esfuerzos por redefinir los derechos religiosos.
|
EnglishPortuguêsالعربيةFrançais简体中文한국어ItalianoIndonesian繁體中文русский
Los 50 países donde es más difícil seguir a Jesús en 2023
Image: Ilustración por Mallory Rentsch / Source Image: Benne Ochs / Getty Images
La más grave persecución de cristianos tiene lugar en estos 50 países, según la Lista Mundial de la Persecución 2023 de Puertas Abiertas, la cual marca 30 años de este informe.

Más de 5600 cristianos fueron asesinados por su fe el año pasado. Más de 2100 iglesias fueron atacadas o cerradas.

Más de 124 000 cristianos fueron desplazados a la fuerza de sus hogares a causa de su fe, y casi 15 000 se convirtieron en refugiados.

El África subsahariana, que hoy en día es el epicentro del cristianismo global, es ahora también el epicentro de la violencia contra los cristianos, ya que el extremismo islamista se ha extendido mucho más allá de Nigeria.

Por su parte, Corea del Norte vuelve a ocupar el primer puesto de la Lista Mundial de la Persecución 2023 (LMP), el más reciente recuento anual de Puertas Abiertas que enlista los 50 países donde es más peligroso y difícil ser cristiano.

Las preocupantes cifras de cristianos asesinados por su fe y de ataques a iglesias son en realidad inferiores a las del informe del año pasado. Sin embargo, Puertas Abiertas subraya que son «la cifra mínima absoluta», y una de las primeras observaciones que hace es que el descenso sugerido por los datos no debe malinterpretarse como una mejora real en la libertad religiosa en esos países.

Por ejemplo, el movimiento a la baja de las cifras en China se debió «en gran parte» a que las autoridades chinas cerraron casi 7000 iglesias en los dos años anteriores. Y el desplazamiento de Afganistán de la primera posición el año pasado a la 9 este año «ofrece poco aliento», ya que se debe a que la mayoría de los cristianos afganos «se escondieron en las profundidades o huyeron al extranjero» tras la toma del poder por parte de los talibanes.

En total, y al igual que el año pasado, las naciones de la lista incluyen un total de 360 millones de cristianos que viven en naciones con niveles de persecución o discriminación muy altos, es decir, 1 de cada 7 cristianos en todo el mundo. En otras palabras, 1 de cada 5 creyentes en África, 2 de cada 5 en Asia y 1 de cada 15 en América Latina.

Y por tercera vez en los 30 años de seguimiento, las 50 naciones que integran la lista obtuvieron una puntuación lo suficientemente alta como para registrar niveles de persecución «muy altos» en la matriz de 84 preguntas de Puertas Abiertas. También lo hicieron otros 5 países que quedaron justo por debajo de la lista de los 50.

El extremismo islámico sigue siendo una de las fuentes de mayor persecución (en 31 países), especialmente en el África subsahariana, donde Puertas Abiertas teme que Nigeria desencadene pronto «una enorme catástrofe humanitaria» en todo el continente. Los investigadores también señalaron cómo China ha aumentado las restricciones digitales y la vigilancia de los cristianos, y está «forjando una red de naciones que buscan redefinir los derechos humanos, alejándose de las normas universales y las libertades religiosas». Y esta vez, un cuarto país latinoamericano (Nicaragua) entró en la lista a medida que crece la percepción de que los cristianos son voces de oposición de los gobiernos autoritarios.

El propósito de la clasificación anual de la LMP —que ha relatado cronológicamente cómo Corea del Norte cada vez tiene más competidores a medida que la persecución empeora— es servir como guía para las oraciones, provocar una ira más efectiva, y mostrar a los creyentes perseguidos que no están olvidados [todos los enlaces de este artículo redirigen a contenido en inglés].

La versión 2023 de la lista abarca el periodo de tiempo comprendido entre el 1 de octubre de 2021 y el 30 de septiembre de 2022, y se ha recopilado a partir de informes de base de más de 4000 trabajadores de Puertas Abiertas en más de 60 países.

El informe de este año también marca el 30.º aniversario de la lista, creada por primera vez en 1993 tras la caída de la Cortina de Hierro. ¿Qué ha aprendido Puertas Abiertas en estos años?

En primer lugar, está claro que la persecución sigue empeorando. El número de países que alcanzan el umbral de la LMP para ser incluidos en la lista ha aumentado de 40 en 1993 a 76 en la actualidad, y la puntuación media de los países ha aumentado un 25 %.

Sin embargo, según concluye Frans Veerman, director general de investigación de Puertas Abiertas, la mayor amenaza para la iglesia no es externa, sino interna. Y las Escrituras afirman en 1 Corintios 12 que ningún creyente debe sufrir solo.

«La mayor amenaza para el cristianismo», dijo, «es que la persecución conlleva aislamiento, y cuando se prolonga incesantemente puede causar la pérdida de la esperanza».

Aunque la violencia y la presión provocan traumas y pérdidas importantes, Veerman señaló cómo «sorprendentemente, muchos de los que respondieron a nuestros cuestionarios siguen diciendo que la mayor amenaza no viene de fuera, sino de dentro de la iglesia: “¿Estará preparada la próxima generación para el tipo de persecución que estamos presenciando? ¿Son fuertes en su fe y en su conocimiento de Cristo y del evangelio?”».

«Esto demuestra que el nivel de resiliencia de la iglesia es tan definitorio para el futuro de la iglesia como lo es el nivel de persecución [en un país]», afirmó. «Así que la mayor amenaza para la iglesia en países donde hay persecución es la disminución de la resiliencia a causa del asedio incesante, y el sentimiento de haber sido abandonados por el resto del cuerpo de Cristo».

Después de treinta años de investigación, Puertas Abiertas ha aprendido que esa resiliencia tan necesaria solo puede encontrarse al permanecer «anclados en la Palabra de Dios y en la oración», dijo Veerman. También siendo «valientes», ya que la iglesia perseguida suele ser más «activa en la difusión del Evangelio», así como más «llena de vida, creciendo contra viento y marea».

En resumen, la iglesia perseguida ha enseñado a Puertas Abiertas la verdad de lo que dicen las Escrituras: «Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento; y, si uno de ellos recibe honor, los demás se alegran con él» (1 Corintios 12:26, NVI).

¿Dónde se persigue más a los cristianos hoy en día?

Afganistán no representa el único cambio sustancial en la clasificación de este año. Cuba pasó del puesto 37 al 27, debido a la intensificación de las tácticas represivas contra líderes y activistas cristianos que se oponen a los principios comunistas. Antes de las manifestaciones generalizadas de 2021, ni siquiera figuraba en la clasificación. Burkina Faso pasó del puesto 32 al 23, debido al aumento de la actividad yihadista, exacerbada por una inestabilidad similar en las naciones vecinas del Sahel. Mozambique pasó del puesto 41 al 32, debido a la militancia islámica en su región septentrional. Y Colombia pasó del puesto 30 al 22, debido a la violencia selectiva contra los cristianos por parte de bandas criminales.

La Unión de las Comoras [en la lista aparece como Comoras] se unió a la lista en el puesto 42, subiendo 11 posiciones debido al aumento de la paranoia gubernamental (allí solo se concede la libertad religiosa a los extranjeros). Y Nicaragua se unió a la lista por primera vez, subiendo 11 puestos hasta la posición 50 debido a la creciente represión dictatorial, especialmente contra la Iglesia Católica Romana.

Sin considerar a Afganistán, que bajó ocho puestos en la lista, los 10 países más perseguidos simplemente intercambiaron sus posiciones con respecto al año pasado [véase el recuadro]. Sudán se reincorporó al grupo en el puesto 10, desplazando a la India, que a pesar de estar en el puesto 11, sigue estando dentro del nivel de persecución «más extrema» de Puertas Abiertas.

Sorprendentemente eliminada en 2021 de la lista anual de Países de Especial Preocupación del Departamento de Estado de Estados Unidos, tras haber sido añadida finalmente en 2020, Nigeria volvió a recibir especial atención en el informe de Puertas Abiertas, el cual señala que:

La violencia contra los cristianos... es extrema en Nigeria, donde militantes fulani, de Boko Haram, de la Provincia de África Occidental del Estado Islámico (ISWAP, por sus siglas en inglés) y otros grupos llevan a cabo incursiones en comunidades cristianas, matando, mutilando, violando y secuestrando a las personas para pedir rescate o para usarlos como esclavos sexuales.

Este año esta violencia se ha extendido también al sur de la nación, de mayoría cristiana... El gobierno de Nigeria sigue negando que se trate de persecución religiosa, por lo que las violaciones de los derechos de los cristianos se llevan a cabo con impunidad.

Repitiendo los resultados del año pasado, la nación más poblada de África también ocupó el primer puesto en las subcategorías de la LMP del número de cristianos asesinados, secuestrados, agredidos o acosados sexualmente, casados a la fuerza o maltratados física o mentalmente, así como el primer puesto en cuanto al número de hogares y negocios atacados por motivos religiosos. Volvió a ocupar el segundo puesto en las subcategorías de ataques a iglesias y desplazamientos internos.

Las violaciones contra la libertad religiosa en Nigeria son emblemáticas del rápido crecimiento de la presencia islamista en el África subsahariana. Malí pasó del puesto 24 al 17. Burkina Faso pasó del puesto 32 al 23, y Níger del puesto 33 al 28. Más al sur, la República Centroafricana (RCA) subió del puesto 31 al puesto 24, Mozambique subió del puesto 41 al puesto 32, y la RDC subió del puesto 40 al 37.

Los países con mayoría cristiana ocupan puestos relativamente bajos entre los 50 primeros, e incluyen a Colombia (puesto 22), la República Centroafricana (puesto 24), Cuba (puesto 27), Mozambique (puesto 32), la República Democrática del Congo o RDC (puesto 37), México (puesto 38), Etiopía (puesto 39), Camerún (puesto 45) y Nicaragua (puesto 50). (Kenia y Tanzania se quedaron muy cerca de entrar en la lista de 2023).

En cuanto a América Latina, Puertas Abiertas señaló:

La opresión gubernamental directa contra los cristianos considerados voces de la oposición está muy extendida en Nicaragua (puesto 50), Venezuela (puesto 64) y Cuba (puesto 27), donde se encarceló sin juicio previo a dirigentes cristianos por su participación en las manifestaciones del año pasado. En muchos países de América Latina, la delincuencia organizada se ha apoderado —sobre todo en las zonas rurales— de los cristianos que denuncian las actividades de los cárteles.

De las 50 naciones de la lista:

  • 11 tienen niveles «extremos» de persecución y 39 tienen niveles «muy altos». Otras cinco naciones fuera de las 50 primeras también clasifican con niveles «muy altos» de persecución: Kenia, Kuwait, Tanzania, Emiratos Árabes Unidos y Nepal. (Luego, Puertas Abiertas sigue a otros 21 con niveles «altos». Las únicas naciones que subieron a un peor nivel de persecución fueron Nicaragua y Sudán, mientras que Arabia Saudita y Sri Lanka fueron las únicas que tuvieron un menor nivel).
  • 19 están en África, 27 en Asia y 4 en América Latina.
  • 34 tienen el islam como religión principal, 4 el budismo, 1 el hinduismo, 1 el ateísmo, 1 el agnosticismo y 10 el cristianismo. (Nigeria es mitad musulmana y mitad cristiana).

La lista de 2023 incluyó dos nuevos países: La Unión de las Comoras y Nicaragua. Dos países salieron de la lista: Kuwait y Nepal.

Otros aumentos dignos de mención incluyen a Mali que pasó del puesto 24 al puesto 17, debido a las amenazas de combatientes yihadistas y mercenarios en el contexto de un gobierno débil que vincula a algunos cristianos con intereses occidentales. Del mismo modo, Níger, otro país del Sahel, subió del puesto 33 al puesto 28, debido a los continuos ataques de militantes islamistas. Y en Norteamérica, México ascendió del puesto 43 al puesto 38, debido a la violencia criminal contra los cristianos percibidos como una amenaza para las actividades ilegales, así como a las presiones sociales a las que se enfrentan los creyentes indígenas que se niegan a seguir las costumbres ancestrales.

No todos los movimientos dignos de mención fueron negativos. Puertas Abiertas señaló la «promoción de una mayor tolerancia» en varios países de Oriente Medio, entre ellos Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos. Qatar descendió 16 puestos, del puesto 18 al 34, debido a que el año pasado no se cerró ninguna iglesia. (Muchas iglesias cerradas previamente permanecieron cerradas). Egipto descendió 15 puestos, del puesto 20 al 35, debido al menor número de denuncias de ataques contra propiedades cristianas. Omán descendió por razones similares, del puesto 36 al 47, y Jordania bajó del puesto 39 al 49, debido a que no hubo informes de cristianos expulsados de sus hogares.

¿Cómo se persigue a los cristianos en estos países?

Puertas Abiertas hace un seguimiento de la persecución en seis categorías —incluida la presión social y gubernamental sobre individuos, familias y congregaciones— y se centra especialmente en las mujeres. Muchas categorías han disminuido este año, aunque algunas han alcanzado máximos históricos.

Cuando la violencia se aísla como categoría, los 10 principales perseguidores cambian drásticamente: solo Nigeria, Pakistán e India permanecen [véase el recuadro]. De hecho, 15 países son más mortales para los cristianos que Corea del Norte. (Uganda registró el mayor aumento de la violencia, 3.1 puntos más que Honduras, pero ninguno de ellos entró en la lista de los 50. Tras el descenso de 10 puntos de Afganistán, Qatar experimentó el mayor descenso de la violencia, seguido de Sri Lanka y Egipto. Del total de naciones analizadas, 12 no experimentaron ningún cambio en la puntuación de violencia, 27 bajaron de nivel y 37 aumentaron).

Hubo 275 martirios menos en comparación con el año anterior, ya que Puertas Abiertas contabilizó 5621 cristianos asesinados por su fe durante el periodo del informe. Esta cifra, que representa un descenso del 5 %, sigue siendo la segunda más alta desde el récord de 2016 de 7106 muertes. El 89 % del total correspondió a Nigeria.

Puertas Abiertas es conocida por favorecer una estimación más conservadora que otros grupos de defensa, que a menudo cuentan el número de martirios en cifras que rondan los 100 000 al año.

Cuando las cifras no pueden verificarse, las estimaciones se dan en números redondos de 10, 100, 1000 o 10 000, mismos que se supone son más altos en realidad. Asimismo, es posible que no se proporcionen algunas tabulaciones nacionales por motivos de seguridad, lo que da lugar a una designación «NN» para Afganistán, Maldivas, Corea del Norte, Somalia y Yemen.

Bajo esta rúbrica, una nación cuyo nombre no fue revelado, Mozambique y la RDC siguen a Nigeria con un recuento simbólico de 100 mártires. Le siguen la RCA, con 61 asesinatos registrados, Myanmar, con 42, Colombia, con 21, e India, con 17.

Una segunda categoría registra los ataques contra iglesias y otros edificios cristianos, como hospitales, escuelas y cementerios, ya sean destruidos, clausurados o confiscados. La cifra de 2110 representa un descenso del 59 % respecto al año pasado, y es solo una quinta parte del máximo alcanzado en el informe de 2020, que fue de 9488.

China (n.º 16), que volvió a figurar entre los 20 primeros en 2021 por primera vez en una década, encabezó la lista con la mitad de los ataques a iglesias denunciados, aunque con un recuento simbólico de 1000. A continuación, Nigeria, Myanmar, Mozambique, la RDC, Ruanda y Angola recibieron una cifra simbólica de 100 ataques. A continuación, India registró 67 incidentes concretos, seguida de México con 42, Colombia con 37 y Nicaragua con 31.

La categoría de cristianos detenidos sin juicio, arrestados, condenados y encarcelados disminuyó a 4542, una cuarta parte menos que la cifra récord de 6175 registrada en el informe del año pasado, pero sigue siendo el segundo total más alto desde que se hace un seguimiento de esta categoría.

Puertas Abiertas divide esta cifra en dos subcategorías, con 3154 creyentes detenidos, lo que representa un descenso del 34 %. India se situó a la cabeza con 1711 casos y representó el 54 % del total. Le siguieron Eritrea con 244 casos y Rusia con 200; luego una nación cuyo nombre no fue revelado, Myanmar, China y Ruanda con un simbólico 100 cada una; después Cuba con 80, El Salvador con 63 y Nigeria con 54.

Sin embargo, la cifra de 1388 creyentes encarcelados se mantuvo relativamente estable con respecto a los 1410 del periodo anterior. Una nación cuyo nombre no fue revelado, Eritrea, China e India representaron casi el 90 % del total.

Se registró otro nuevo máximo en el número de cristianos secuestrados, con un total de 5259 que representa un aumento del 37 % respecto al periodo anterior. Nigeria representó el 90 por ciento del total, es decir, 4726 secuestros, seguida de Mozambique y la RDC, con 100 incidentes simbólicos cada uno, luego Irak, con 63, la RCA, con 35, y Camerún, con 25.

La categoría más numerosa por una considerable diferencia fue el desplazamiento, con 124 310 cristianos obligados a abandonar sus hogares o a esconderse por motivos relacionados con la fe, un 43 % menos que los 218 709 del año pasado. Otros 14 997 cristianos se vieron obligados a abandonar sus países, frente a los 25 038 del año pasado. En Myanmar se produjeron 4 de cada 5 desplazamientos internos (seguido de Nigeria y Burkina Faso), así como 2 de cada 3 refugiados contabilizados (seguido de Irán).

Puertas Abiertas declaró que varias categorías eran especialmente difíciles de contabilizar con precisión, siendo la más alta los 29 411 casos de malos tratos físicos y mentales, incluidas palizas y amenazas de muerte. (El recuento del año pasado fue de 24 678 incidentes.) De las 72 naciones evaluadas, a 45 se les asignaron números simbólicos. Nigeria e India fueron los más afectados (dos tercios del total), seguidos de un país cuyo nombre no fue revelado, Myanmar, Mozambique, Indonesia, RDC y Ruanda.

Se calcula que en 2022 fueron atacados un total de 4547 hogares y propiedades de cristianos, además de 2210 tiendas y negocios. De estos últimos, 27 de los 42 países recibieron cifras simbólicas, y el recuento de 1000 de Nigeria superó al de los nueve países siguientes combinados (cuyos recuentos fueron de 100 cada uno). Nigeria, Myanmar y la República Centroafricana registraron las cifras más altas en la primera categoría (1000 simbólicos cada uno), y solo Indonesia e India pudieron registrar casos reales (211 y 180, respectivamente). Eritrea, Siria, Irak, Burkina Faso, Níger, Mozambique, RDC y Camerún completaron y sobrepasaron el top 10, cada uno con un recuento simbólico de 100 agresiones.

Las categorías específicas para mujeres también fueron difíciles de contabilizar con precisión para los investigadores de Puertas Abiertas. Los casos de violación y acoso sexual disminuyeron de 3147 a 2126 contabilizados, encabezados por Nigeria con casi la mitad del total, con 34 de los 47 países puntuados simbólicamente. Los matrimonios forzados con no cristianos disminuyeron de 1588 a 717 contabilizados, liderados de nuevo por Nigeria, con 22 de los 34 países puntuados simbólicamente.

¿Por qué se persigue a los cristianos en estos países?

La motivación principal varía según el país, y comprender mejor las diferencias puede ayudar a los cristianos de otras naciones a orar y abogar más eficazmente por sus asediados hermanos y hermanas en Cristo.

Puertas Abiertas clasifica las principales fuentes de persecución cristiana en ocho grupos:

Opresión islámica (31 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en más de la mitad de los países de la lista de vigilancia, incluidos 8 de los 10 primeros en total. La mayoría de los 31 son naciones oficialmente musulmanas o de mayoría musulmana; sin embargo, 5 tienen en realidad mayoría cristiana: Nigeria, RCA (puesto 24), RDC (puesto 37), Mozambique (puesto 32) y Camerún (puesto 45). (Además, este es el principal factor de persecución en 15 naciones con suficiente persecución para ser rastreadas por Puertas Abiertas, pero que se sitúan por debajo del umbral de la lista de vigilancia, incluidas Kenia y Tanzania, de mayoría cristiana).

Paranoia dictatorial (9 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en nueve países, principalmente en naciones de mayoría musulmana: Siria (n.º 12), Uzbekistán (n.º 21), Turkmenistán (n.º 26), Bangladesh (n.º 30), Tayikistán (n.º 44) y Kazajstán (n.º 48), así como también en Eritrea (n.º 4), Cuba (n.º 27) y Nicaragua (n.º 50). (También en seis naciones objeto de seguimiento: Angola, Azerbaiyán, Bielorrusia, Burundi, Ruanda y Venezuela).

Opresión comunista y poscomunista (4 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en cuatro países, todos ellos de Asia: Corea del Norte (puesto 1), China (puesto 16), Vietnam (puesto 25) y Laos (puesto 31).

Nacionalismo religioso (3 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en tres naciones, todas ellas de Asia. Los cristianos son el principal objeto de ataque de los nacionalistas hindúes en India (puesto 11) y de los nacionalistas budistas en Myanmar (puesto 14) y Bután (puesto 40). (También en tres naciones objeto de seguimiento: Israel, Nepal y Sri Lanka).

Delincuencia organizada y corrupción (2 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en Colombia (puesto 22) y México (puesto 38). (También en tres naciones objeto de seguimiento: El Salvador, Honduras y Sudán del Sur).

Proteccionismo de denominaciones cristianas (1 país): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en Etiopía (puesto 39).

Intolerancia secular (0 países) y opresión de clanes (0 países): Puertas Abiertas hace un seguimiento de estas fuentes de persecución, pero ninguna de ellas es la causa principal de persecución en los 50 países de la lista 2023.

¿Cómo se compara la Lista Mundial de la Persecución con otros informes sobre persecución religiosa?

Puertas Abiertas considera razonable calificar al cristianismo como la religión más gravemente perseguida del mundo. Al mismo tiempo, señala que no existe documentación comparable para la población musulmana a nivel mundial.

Otras evaluaciones de la libertad religiosa en el mundo corroboran muchas de las conclusiones de Puertas Abiertas. Por ejemplo, el último análisis del Pew Research Center sobre las hostilidades gubernamentales y sociales hacia la religión reveló que los cristianos fueron acosados en 155 países en 2020, más que cualquier otro grupo religioso. Los musulmanes fueron acosados en 145 países, seguidos de los judíos en 94 países.

El desglose corresponde a los datos de Puertas Abiertas. China, Eritrea e Irán se situaron entre los 10 primeros países de listado de Pew de naciones que llevan a cabo acoso gubernamental, mientras que India, Nigeria y Pakistán se situaron entre los 10 primeros en los que se experimentó hostilidad social. Afganistán y Egipto clasificaron en ambos.

La mayoría de las naciones de la lista de Puertas Abiertas aparecen también en la lista anual del Departamento de Estado estadounidense que nombra y avergüenza a los gobiernos que han «participado o tolerado violaciones sistemáticas, continuas y atroces de la libertad religiosa».

Su lista de primer nivel de Países Especialmente Preocupantes (CPC, por sus siglas en inglés) incluye a Myanmar (n.º 14 de la Lista Mundial 2023), China (n.º 16), Cuba (n.º 27), Eritrea (n.º 4), Irán (n.º 8), Corea del Norte (n.º 1), Nicaragua (n.º 50), Pakistán (n.º 7), Rusia (que salió de la Lista Mundial el año pasado), Arabia Saudí (n.º 13), Tayikistán (n.º 44) y Turkmenistán (n.º 26). Su lista de segundo nivel incluye a Argelia (puesto 19), la República Centroafricana (puesto 24), la Unión de las Comoras (puesto 42) y Vietnam (puesto 25).

El Departamento de Estado también enumera las Entidades de Especial Preocupación, o actores no gubernamentales que producen persecución, todos ellos activos en países de la lista de Puertas Abiertas. Entre ellas se encuentran Boko Haram e ISWAP en Nigeria (n.º 6 de la WWL), los talibanes en Afganistán (n.º 9), Al-Shabaab en Somalia (n.º 2), Hayat Tahrir al-Sham en Siria (n.º 12), los houthis en Yemen (n.º 3), el Grupo Wagner por sus actividades en la República Centroafricana (n.º 24), e ISIS-Gran Sahara y Jamaat Nasr al-Islam wal Muslimin en el Sahel.

Mientras tanto, la Comisión Estadounidense para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés), en su informe de 2022, recomendó las mismas naciones para la lista CPC, con la adición de Nigeria (puesto 6), India (puesto 11), Siria (puesto 12) y Vietnam (puesto 25). Para la lista de vigilancia del Departamento de Estado, el USCIRF recomendó las mismas naciones excepto la Unión de las Comoras, con la adición de Azerbaiyán (no clasificado pero vigilado por Puertas Abiertas), Egipto (puesto 35), Indonesia (puesto 33), Irak (puesto 18), Kazajstán (puesto 48), Malasia (puesto 43), Turquía (puesto 41) y Uzbekistán (puesto 21).

Todas las naciones del mundo son objeto de seguimiento por parte de los investigadores y el personal de campo de Puertas Abiertas, pero se presta atención superior a 100 naciones, y atención especial a las 76 que registran niveles «elevados» de persecución (puntuaciones superiores a 40 en la escala de 100 puntos de Puertas Abiertas).

CT informó anteriormente de las clasificaciones de la WWL para 2022, 2021 [enlaces en español], 2020, 2019, 2018, 2017, 2016, 2015, 2014, 2013 y 2012 [enlaces en inglés], incluyendo un artículo destacado sobre dónde es más difícil creer. CT también preguntó a los expertos si Estados Unidos debería figurar en las listas de persecución, y recopiló las historias más leídas sobre la Iglesia perseguida en 2019, 2018, 2017, 2016 y 2015.

Lee el informe completo de Puertas Abiertas sobre la Lista Mundial de la Persecución 2023 aquí [enlace en español].

Traducción y edición en español por Sofía Castillo y Livia Giselle Seidel.

[ This article is also available in English Português العربية Français 简体中文 한국어 Italiano Indonesian 繁體中文, and русский. See all of our Spanish (español) coverage. ]

January/February
Support Our Work

Subscribe to CT for less than $4.25/month

Read These Next

close