Ese evangelio misterioso

Estudiar el libro de los Hechos cambió mi perspectiva en cuanto a compartir las buenas nuevas.

Muy bien, para empezar, el evangelio del Nuevo Testamento fue diseñado para ser proclamado verbalmente.

Lo sé, lo sé. La inclinación el día de hoy es a enfrentar la injusticia y a "practicar" el evangelio en la comunidad, en la sociedad, y en el mundo. Y aunque las famosas palabras de San Francisco, "Predica la palabra en todo momento. Cuando sea necesario, usa palabras," tiene su mérito, aún eso no cambia un hecho. No puede leer honestamente el Nuevo Testamento y no creer que cuando esos líderes de la iglesia primitiva hablaban del "evangelio," la intención de ellos era que se proclamara. Que se proclamara en el mundo. Que se proclamara a los no-cristianos. Eso es simplemente una verdad honesta (y muy indisputable). ¿Pero qué es este evangelio—el que debemos proclamar verbalmente?

El evangelio proclamado

No hace mucho me encontraba sentado con un grupo de jóvenes ...

Subscriber access only You have reached the end of this Article Preview

To continue reading, subscribe to Christianity Today magazine. Subscribers have full digital access to CT Pastors articles.

November
Subscribe to CT and get one year free.
Homepage Subscription Panel
Read These Next
close