El 26 de junio de 2000, ABC emitió un documental llamado La búsqueda de Jesús (The Search for Jesus). El principal presentador de noticias de la cadena, Peter Jennings, entrevistó a eruditos del Cristianismo primitivo (liberales y conservadores) acerca de lo que podemos saber históricamente acerca de la vida, muerte, y resurrección de Jesús. La serie terminó con una sorprendente declaración de la académica del Nuevo Testamento Paula Fredriksen, quien no es cristiana.

Comentando sobre las apariciones posteriores a la Resurrección de Jesús, Fredriksen dijo:

Sé que, en sus propios términos, lo que vieron fue a Jesús resucitado. Eso es lo que dicen; y luego, toda la evidencia histórica posterior que tenemos da testimonio de su convicción de que eso es lo que vieron. No estoy diciendo que realmente vieron al Jesús resucitado. Yo no estaba allí. Yo no sé lo que vieron. Pero sí sé, como historiadora, que deben haber visto algo.

Ella está admitiendo, en otras palabras, que la mejor evidencia histórica disponible confirma que seguidores de Jesús como María Magdalena, su hermano Jacobo [también conocido como Santiago en la lengua española], Pedro y sus otros discípulos, e incluso un enemigo (Pablo) estaban absolutamente convencidos de que Jesús, el hombre que había sido crucificado, se les apareció vivo, resucitado de entre los muertos.

Fredriksen no es la única en suponer que estos seguidores deben haber visto algo. Prácticamente todos los estudiosos de la Biblia en todo el mundo occidental, independientemente ...

Subscriber access only You have reached the end of this Article Preview

To continue reading, subscribe now. Subscribers have full digital access.