Jump directly to the Content

News&Reporting

El nombre pentecostal ¿ha quedado atrás?

Más de una cuarta parte de la iglesia global se enmarca bajo una nueva y debatida etiqueta: "Cristianismo empoderado por el Espíritu".
El nombre pentecostal ¿ha quedado atrás?

"¿Eres pentecostal?"

Todd Johnson, codirector del Centro para el Estudio del Cristianismo Global en el Seminario Teológico Gordon-Conwell, no pudo clasificar a los cristianos chinos que conoció en una conferencia en Sudáfrica. Teológicamente, parecían pentecostales, así que preguntó.

Ellos respondieron: "No, en absoluto".

"¿Hablan en lenguas?" Johnson dijo.

"Por supuesto".

"¿Creen en el bautismo del Espíritu Santo?"

"Por supuesto".

"¿Practican los dones del Espíritu, como sanidad y profecía?"

"Por supuesto".

Johnson dijo que en los Estados Unidos esas eran algunas de las marcas distintivas de los pentecostales. Pero tal vez es diferente en China. ¿Por qué no usar el término?

"Oh, hay un predicador estadounidense en la radio cuya señal llega a China", explicaron los cristianos chinos. "Es pentecostal y nosotros no somos como él".

Los nombres pueden ser complicados. ¿Cómo se le dice a un pentecostal que no se llama pentecostal? La pregunta suena como un acertijo, pero es un verdadero desafío para los eruditos. Han luchado por años para encontrar el mejor término para el movimiento amplio y diverso de los cristianos que enfatizan la relación individual del creyente con el Espíritu Santo y hablan de estar llenos del Espíritu, bautizados por el Espíritu o empoderados por el Espíritu.

A nivel mundial, el movimiento incluye a 644 millones de personas, alrededor del 26 por ciento de todos los cristianos, según un nuevo informe del Centro para el Estudio del Cristianismo Global. El estudio se realizó en colaboración con la Universidad Oral Roberts (llamada así en honor de uno de los evangelistas pentecostales más famosos en el siglo XX), y se compartirá en la conferencia Empowered21, con 70 oradores como Bill Johnson de Bethel y el líder de las Asambleas de Dios, George Wood. La conferencia,que originalmente iba a ser en Jerusalén, se llevará a cabo en línea a partir del domingo [31 de mayo].

Image: CSGC / Christianity Today

El informe representa el primer esfuerzo en casi 20 años, de un completo análisis demográfico de este grupo de cristianos. Estos hallazgos serán ampliamente citados por académicos y periodistas que buscan entender a estos cristianos, especialmente porque impactan lugares como Qatar, Camboya y Burkina Faso, donde su número está creciendo con rapidez, y lugares como Zimbabue, Brasil y Guatemala, donde ahora representan más de la mitad de todos los cristianos.

En el debate sobre cómo llamar al movimiento, que ha sido apodado "pentecostalismo global", "pentecostal/carismático" y "renovacionista", Todd Johnson y su coautora y codirectora Gina Zurlo proponen otra opción: Cristianismo empoderado por el Espíritu.

"El nombre ha sido un problema perenne", dijo Johnson a Christianity Today. "Una de las primeras cosas que preguntamos es, qué es lo que une a todos estos grupos. Resultó ser el bautismo del Espíritu Santo. La gente habla de ser lleno del Espíritu Santo y un término más antiguo es estar 'lleno del Espíritu'. Pero muchos grupos han hecho hincapié en ser empoderados".

Como señalaron los cristianos chinos, "pentecostal" se asocia con las iglesias estadounidenses, dijo Johnson, como las Asambleas de Dios y la Iglesia de Dios en Cristo. El término indica una conexión con el avivamiento multirracial de la calle de Azusa en Los Angeles en 1906, donde Los Angeles Times informó que una "nueva secta de fanáticos se está soltando" con una "extraña babel de lenguas". El término "carismático" está relacionado con un movimiento de renovación que comenzó en los años 60 y 70, donde los cristianos recibieron el bautismo del Espíritu Santo, pero en su mayoría se quedaron en sus propias denominaciones, especialmente en las iglesias anglicanas y católicas.

Pero hay muchos otros grupos independientes de las principales denominaciones y que están desconectados de la historia americana de la calle Azusa. También enfatizan el empoderamiento del Espíritu Santo y la importancia de la experiencia del bautismo del Espíritu, pero en realidad no son "carismáticos" o "pentecostales" de la misma manera.

Image: CSGC / Christianity Today

"Preguntarle a los grupos: '¿Crees o practicas el bautismo del Espíritu Santo?' fue una muy buena pregunta para hacer", dijo Johnson. "Lo que encontramos al final es que lo que los une está en la respuesta a esta pregunta del bautismo".

No todos los eruditos están convencidos por este nuevo término. Algunos piensan que un solo nombre no puede funcionar para un movimiento tan diverso.

"Es difícil clavar gelatina en la pared", dijo Daniel Ramírez, profesor de religión en Claremont Graduate University y autor de Migrating Faith: Pentecostalism in the United States and Mexico in the Twentieth Century.

Ramírez dijo que parte del poder del pentecostalismo siempre ha sido que la gente puede tomarlo y hacerlo suyo. Es infinitamente adaptable, portátil y regenerativo. Un hombre indígena mexicano, por ejemplo, recibió el don del Espíritu Santo en el avivamiento de la calle Azusa y se hizo una grabación de él agradeciendo (a través de un traductor) a la gente de esa iglesia. Pero luego se fue, dijo Ramírez, y nadie en la calle Azusa tenía ningún control ni autoridad sobre su teología ni sobre la forma en que él compartió esa experiencia religiosa con otros.

"Eso es parte de lo que lo hace interesante", dijo Arlene Sánchez-Walsh, profesora de estudios religiosos en la Universidad Azusa Pacific y autora de Pentecostales en América. "Ha sido diverso desde el principio. Buscas un término que sea vago y amplio, y yo uso 'pentecostal' para regresarlo a sus orígenes, pero es porque quiero que la gente piense dos veces sobre los orígenes del movimiento. El pentecostalismo no comenzó en un solo lugar, ya sea en la calle de Azusa o en un avivamiento en Gales o en la India, y por lo tanto siempre es diverso".

Un solo nombre también puede dar la idea de que diferentes cristianos están estrechamente asociados cuando en realidad no lo están, argumenta Anthea Butler, profesora de estudios religiosos en la Universidad de Pensilvania y autora de Mujeres en la Iglesia de Dios en Cristo.

Al agrupar a las personas a través de tradiciones y culturas, corres el riesgo de oscurecer las diferencias históricas y teológicas entre un grupo católico que habla en lenguas, una Iglesia de la Viña que practica la risa santa y una Iglesia Celestial de Cristo que enfatiza la pureza y la profecía.

Image: CSGC / Christianity Today

"Uno dice 'empoderado por el Espíritu' y un pentecostal de antaño diría: 'Bueno, ese espíritu podría ser un demonio'", dijo Butler. "Y nadie va a invitar a un sacerdote católico a una iglesia carismática en Nigeria a menos que sea para un exorcismo. No es posible comprimir las diferencias teológicas y aplanar la historia".

La conferencia Empowered21, que comienza este domingo de Pentecostés, ha adoptado la etiqueta "Empoderado por el Espíritu". Parte de la amplitud del movimiento se refleja en la lista de conferencistas: evangélicos estadounidenses como el pastor de una megaiglesia, Chris Hodges y el presidente de la junta de Hobby Lobby, Mart Green están compartiendo un escenario virtual con Cindy Jacobs, parte de la Nueva Reforma Apostólica, y Todd White, un predicador de Palabra de Fe, además de líderes de Asia y Africa.

Cualquier término va a unir a algunas personas y crear una división entre otras, según Cecil M. Robeck, profesor de Historia de la Iglesia en el Seminario Teológico Fuller. Robeck ha sido parte de los diálogos ecuménicos desde 1984 y piensa que el término: "Cristiano empoderado por el Espíritu" podría ayudar a algunos creyentes a ver lo que tienen en común. Pero también podría erigir muros donde no son necesarios.

"Me preocupo por las líneas divisorias", dijo Robeck. "Quiero saber: ¿Tenemos un futuro ecuménico juntos? Quiero que la gente experimente al Espíritu Santo, pero no quiero decir que tienen que librar otro obstáculo para hablar conmigo".

Johnson no se inmuta por las críticas. No cree que "cristiano empoderado por el Espíritu" sea un término perfecto, pero argumenta que "es tan bueno como cualquier otro".

"Usamos 'renovacionista' por un tiempo", dijo Johnson, "pero decidimos que eso es un neologismo y pensamos: 'Bueno, queremos usar algo más natural'...Si estás tratando de llegar a lo que todos estos grupos tienen en común, el "empoderamiento" no es una mala opción, pero tampoco es la única".

El nuevo estudio, Introducción al cristianismo empoderado por el Espíritu, estará disponible en septiembre. Predice que para 2050, el número de cristianos empoderados por el Espíritu crecerá a más de 1.000 millones, lo que será alrededor del 30 por ciento de todos los cristianos. Pero cuando casi uno de cada tres cristianos practique el bautismo del Espíritu, es probable que los eruditos aún debatan sobre cómo llamarlos.

"Este argumento siempre seguirá", dijo Nimi Wariboko, un teólogo pentecostal de la Universidad de Boston. "Lo que están tratando de captar es el mover del Espíritu. Los estadounidenses a menudo quieren un término que le recuerde a la gente el cordón umbilical hacia occidente. Pero la esencia no es el origen geográfico. La esencia no es la historia, y la esencia no es doctrina y la esencia no son los números. Es el Espíritu. Y el Espíritu se mueve".

Read These Next

close