Jump directly to the Content

News&Reporting

Los 50 países donde es más difícil ser cristiano en 2021

Las última investigación acerca de la persecución de los cristianos indica que 3 de cada 4 asesinatos de cristianos ocurrieron en Nigeria, nación que por primera vez forma parte de los 10 países con mayores niveles de persecución. Sudán finalmente salió de este grupo, India permaneció, mientras que Mozambique y la República Democrática del Congo se sumaron a la lista.
|
EnglishPortuguêsالعربيةFrançais简体中文한국어DeutschIndonesian繁體中文русскийcatalàGalego
Los 50 países donde es más difícil ser cristiano en 2021
Image: Mallory Rentsch

Cada día, 13 cristianos son asesinados en todo el mundo a causa de su fe.

Cada día, 12 iglesias o edificios cristianos son atacados.

Y cada día, 12 cristianos son arrestados o encarcelados injustamente, mientras que otros 5 son secuestrados.

Este es parte del informe de la Lista Mundial de la Persecución 2021 (LMP), el último reporte anual publicado por Puertas Abiertas acerca de los 50 países donde los cristianos sufren más persecución por seguir a Jesús.

“Se podría pensar que el tema central de la LMP es la opresión... Pero, en realidad, el tema central de esta lista es la resiliencia”, declaró David Curry, presidente y director ejecutivo de Puertas Abiertas USA [Puertas Abiertas, EE. UU.], al presentar el informe publicado hoy.

“Las estadísticas acerca de la persecución que sufre el pueblo de Dios en todo el mundo deberían ser una señal de la muerte de la Iglesia: de cristianos guardando silencio, de gente perdiendo su fe y distanciándose unos de otros”, declaró. “Pero eso no es lo que está pasando. Por el contrario, vemos las palabras de Dios reveladas al profeta Isaías llenarse de vida y color: ‘Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados’ (Isaías 43:19, NVI)”.

En los países incluidos en la LMP hay un total de 309 millones de cristianos que viven en lugares con niveles muy altos o extremos de persecución, en comparación con los 260 millones registrados el año pasado.

Se podrían añadir otros 31 millones si contamos las 24 naciones que siguen a las 50 que encabezan la lista, tales como Cuba, Sri Lanka y los Emiratos Árabes Unidos, obteniendo como resultado que 1 de cada 8 cristianos en todo el mundo sufren persecución. Esto incluye 1 de cada 6 creyentes en África y 2 de cada 5 en Asia.

El año pasado, 45 naciones obtuvieron una puntuación lo suficientemente alta como para registrar niveles de persecución “muy altos” en la matriz de 84 preguntas elaborada por Puertas Abiertas. Este año, por primera vez en 29 años de estudio, las 50 naciones de la lista obtuvieron esta calificación, junto con 4 naciones más que no entraron en la lista.

Puertas Abiertas identificó tres tendencias principales que impulsaron el incremento en estas cifras:

  • “La pandemia por COVID-19 exacerbó la persecución religiosa a través de la discriminación para recibir ayuda, la conversión forzada, y como excusa para aumentar la vigilancia y la censura”.
  • “Los ataques extremistas se extendieron de forma oportunista más allá del África subsahariana, desde Nigeria y Camerún hasta Burkina Faso, Malí y otros lugares”.
  • “Los sistemas de censura en China continúan propagándose y extendiéndose a los estados de vigilancia emergentes”.

Puertas Abiertas ha monitoreado la persecución de los cristianos en todo el mundo desde 1992. En 2002 comenzó a publicar la LMP, y desde entonces Corea del Norte ha ocupado el primer lugar, cumpliendo 20 años en ese puesto con la publicación de este a

La LMP 2021 hace un seguimiento del periodo de tiempo comprendido entre el 1 de noviembre de 2019 y el 31 de octubre de 2020, y está compilada a partir de informes de campo de los trabajadores de Puertas Abiertas en más de 60 países.

“No nos estamos dirigiendo solamente a los líderes religiosos” dijo Curry en el lanzamiento de la LMP de este año. “Nosotros escuchamos los testimonios de primera mano de aquellos que sufren persecución, y solo reportamos lo que podemos documentar”.

El propósito de los rankings anuales de la LMP —que han documentado cómo Corea del Norte ahora tiene competencia a medida que la persecución mundial sigue en aumento— es servir como guía para las oraciones de los creyentes, brindar un objetivo claro y efectivo para la ira y la indignación, y recordarle a los creyentes perseguidos que no están olvidados.

¿En dónde sufren los cristianos mayor persecución hoy en día?

Este año, los 10 países que encabezan la lista de persecución se mantienen relativamente sin cambios en comparación con el informe anterior. Después de Corea del Norte se encuentra Afganistán, seguido de Somalia, Libia, Pakistán, Eritrea, Yemen, Irán, Nigeria e India.

Nigeria entró por primera vez en la lista de los primeros diez, tras alcanzar los más altos niveles de violencia de acuerdo a los indicadores medidos por Puertas Abiertas. Este país, el cual tiene la mayor población cristiana en África, ocupa el noveno lugar en la lista general, pero es la segunda detrás de Pakistán en términos de violencia, y es la primera en el número de cristianos asesinados por motivos relacionados con su fe.

Sudán dejó de formar parte de los primeros diez países en la lista por primera vez en seis años, después de abolir la pena de muerte por apostasía, y de garantizar, cuando menos en papel, la libertad de religión en su nueva constitución, tras tres décadas de ley islámica. Sin embargo, sigue siendo el número 13 de la lista, ya que los investigadores de Puertas Abiertas señalaron que los cristianos de origen musulmán siguen siendo objeto de ataques, ostracismo y discriminación por parte de sus familias y comunidades, mientras que las mujeres cristianas se enfrentan a la violencia sexual.

Este cambio en los 10 países que encabezan la lista hace eco a la decisión del Departamento de Estado de los Estados Unidos de incluir a Nigeria y eliminar a Sudán de su “Lista de países particularmente preocupantes”, la cual nombra y expone públicamente a los gobiernos que “se han involucrado o han tolerado la violación sistemática de la libertad religiosa.”

La India se mantiene entre los 10 primeros por tercer año consecutivo, ya que “se sigue observando un aumento en la violencia contra las minorías religiosas debido al extremismo hindú avalado por el gobierno”.

Mientras tanto, por primera vez en una década, China se unió a los 20 primeros lugares debido a “la continua y creciente vigilancia y censura de los cristianos y otras minorías religiosas”.

De las 50 naciones de la lista:

  • 12 tienen niveles “extremos” de persecución y 38 tienen niveles “muy altos”. Otras 4 naciones fuera de las 50 principales también tienen niveles “muy altos” de persecución: Cuba, Sri Lanka, Emiratos Árabes Unidos y Níger.
  • 19 están en África (6 en África del Norte), 14 en Asia, 10 en el Medio Oriente, 5 en Asia Central y 2 en América Latina.
  • 34 tienen el islamismo como religión principal, 4 el budismo, 2 el hinduismo, 1 el ateísmo, 1 el agnosticismo y 10 tienen alguna variante del cristianismo.

En la lista de 2021 se añadieron cuatro nuevos países: México (núm. 37), República Democrática del Congo (núm. 40), Mozambique (núm. 45), y la Unión de las Comoras (núm. 50).

Mozambique subió 21 puntos (desde el núm. 66) “debido a la violencia extremista islámica en la provincia norteña de Cabo Delgado”. La República Democrática del Congo subió 17 puntos (desde el núm. 57) “principalmente debido a los ataques a los cristianos por el grupo islamista ADF”. México subió 15 puntos (desde el núm. 52) debido al aumento de la violencia y la discriminación contra los cristianos por parte de los traficantes de drogas, las bandas y las comunidades indígenas.

Cuatro países salieron de la lista de los 50 principales: Sri Lanka (antes núm. 30), Rusia (antes Núm. 46), Emiratos Árabes Unidos (antes núm. 47) y Níger (antes núm. 50).

Algunos otros grandes cambios en el informe incluyen que Colombia subió 11 puestos, de la posición 41 a la 30, debido a la violencia por parte de la guerrilla, los grupos criminales, las comunidades indígenas y la creciente intolerancia secular. Turquía subió 11 puestos, del 36 al 25, debido al aumento de la violencia contra los cristianos. Bangladesh subió siete puestos, del núm. 38 al núm. 31, debido a los ataques a los cristianos conversos entre sus refugiados rohinyá.

Sin embargo, otros tipos de persecución pueden superar la violencia (como se explica más adelante). Por ejemplo, la República Centroafricana bajó 10 puestos, de la posición 25 a la posición 35, sin embargo, la violencia contra los cristianos sigue siendo extrema. Kenia, por su parte, cayó seis puestos, del 43 al 49, si bien los ataques allí “aumentaron significativamente”.

Mientras tanto, Sudán del Sur se encuentra entre las 10 naciones más violentas vigiladas por Puertas Abiertas (núm. 9), pero no forma parte de los 50 países incluidos en la LMP (se ubica en el núm. 69).

Para el 25 aniversario de la lista en 2017, Puertas Abiertas publicó un análisis de las tendencias de persecución para ese cuarto de siglo. Las 10 naciones con mayores niveles de persecución en el lapso de 25 años fueron: Corea del Norte, Arabia Saudita, Irán, Somalia, Afganistán, las Islas Maldivas, Yemen, Sudán, Vietnam y China.

Cinco países aparecen tanto en esa lista como en la de LMP 2021, una señal preocupante de la continuidad de la persecución en los mismos, señaló Puertas Abiertas.

¿Cómo se persigue a los cristianos en estos países?

Puertas Abiertas hace un seguimiento de la persecución a través de seis categorías, incluyendo la presión social y gubernamental sobre individuos, familias y congregaciones, prestando especial atención a las mujeres.

Pero cuando la violencia se analiza en una categoría aislada, los 10 países con mayores niveles de persecución cambian drásticamente, de tal forma que solo Pakistán, Nigeria y la India permanecen en ambas listas. De hecho, hay 20 países en los cuales es más probable morir por ser cristiano que en Corea del Norte.

Los martirios de cristianos registrados en todo el mundo ascendieron a 4 761 en el informe de 2021, 60 % más que los 2 983 registrados el año anterior y superando las 4 305 muertes señaladas en el informe de 2019. (Puertas Abiertas es conocida por ofrecer una estimación mucho más conservadora que otros grupos, quienes a menudo reportan alrededor de 100 000 martirios por año).

9 de cada 10 asesinatos de cristianos por motivos de fe ocurrieron en África, el resto en Asia.

Nigeria se posicionó en primer lugar, con 3 530 mártires confirmados por Puertas Abiertas para su lista de 2021.

El secuestro de cristianos subió a 1 710 casos, 63% más que los 1 052 reportados en el informe de 2020, año en que por primera vez esta categoría fue rastreada por Puertas Abiertas. Este año, Nigeria encabeza la lista, con 990 casos.

Por su parte, Pakistán encabeza la nueva categoría de "matrimonios forzados" (la cual comenzó a evaluarse a partir del año pasado), con aproximadamente 1 000 cristianos casados con no cristianos en contra de su voluntad. El 72 % de los casos de matrimonios forzados identificados por Puertas Abiertas ocurrió en Asia, mientras que el otro 28 % ocurrió en África, con Nigeria encabezando la lista.

China es el país donde más violaciones han ocurrido en las otras dos categorías evaluadas por Puertas Abiertas. El gobierno chino ha arrestado, encarcelado o detenido sin cargo a 1 147 cristianos a causa de su fe, de un total de 4 277 casos ocurridos en todo el mundo.

Este número creció considerablemente, ya que hubo 3 711 casos el año pasado y 3 150 en 2019.

Mientras tanto, los ataques y cierres forzados de iglesias dieron un total de 4 488 en todo el mundo, la gran mayoría de los cuales se registraron en China, seguida de Nigeria.

En el informe del año pasado, la cuenta se había disparado de 1 847 a 9 488, con China reportando 5 576 casos por sí misma.

Puertas Abiertas advirtió que en varios países resulta particularmente difícil documentar las violaciones arriba mencionadas con precisión. En tales casos, se presentan cifras redondeadas, dando siempre preferencia a estimaciones conservadoras.

Las investigaciones de Puertas Abiertas están certificadas y auditadas por el Instituto Internacional para la Libertad Religiosa, el cual tiene su base en Alemania y está respaldado por la Alianza Evangélica Mundial.

¿Por qué se persigue a los cristianos en estos países?

La motivación principal varía de un país a otro, y una mejor comprensión de estas diferencias puede ayudar a los cristianos de otras naciones a orar y abogar más eficazmente por sus atribulados hermanos y hermanas en Cristo.

Por ejemplo, a pesar de que Afganistán ocupa el segundo lugar en la LMP y es un país oficialmente islámico, de acuerdo a la investigación de Puertas Abiertas, la principal motivación de la persecución ahí no es el extremismo islámico sino el antagonismo étnico, o lo que el informe llama “opresión de clanes”.

Puertas Abiertas clasifica las fuentes primarias de la persecución contra los cristianos en ocho grupos:

Opresión islámica (29 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en más de la mitad de los países de la LMP, incluidos 5 de los 12 países en los que los cristianos enfrentan niveles “extremos” de persecución: Libia (Núm. 4), Pakistán (Núm. 5), Yemen (Núm. 7), Irán (Núm. 8), y Siria (Núm. 12). La mayoría de estos 29 países son oficialmente naciones islámicas, o bien tienen mayorías musulmanas; sin embargo, en 7 de ellas la mayor parte de la población se identifica con alguna variante del cristianismo: Nigeria (Núm. 9), República Centroafricana (Núm. 35), Etiopía (Núm. 36), República Democrática del Congo (Núm. 40), Camerún (Núm. 42), Mozambique (Núm. 45), y Kenya (Núm. 49).

Opresión de clanes (6 países): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en Afganistán (Núm. 2), Somalia (Núm. 3), Laos (Núm. 22), Qatar (Núm. 29), Nepal (Núm. 34), y Omán (Núm. 44).

Paranoia dictatorial (5 países): Es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en cinco países, principalmente aquellos de Asia central con mayoría musulmana: Uzbekistán (Núm. 21), Turkmenistán (Núm. 23), Tayikistán (33), Brunei (Núm. 39), y Kazajstán (Núm. 41).

Nacionalismo religioso (3 países): Es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en tres naciones asiáticas. Los cristianos son el blanco principal de los nacionalistas hindúes en la India (Núm. 10), y de los nacionalistas budistas de Myanmar (Núm. 18) y Bután (Núm. 43).

Opresión comunista y poscomunista (3 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en tres países, todos ellos en Asia: Corea del Norte (Núm. 1), China (Núm. 17), y Vietnam (Núm. 19).

Proteccionismo denominacional cristiano (2 países): Es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en Eritrea (Núm. 6) y Etiopía (Núm. 36).

El crimen organizado y la corrupción (2 país): Esta es la principal fuente de persecución que enfrentan los cristianos en Colombia (Núm. 30) y México (Núm. 37).

Intolerancia secular (0 países): Puertas Abiertas rastrea esta fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos, pero este año no es la fuente principal de persecución en ninguno de los 50 países de la lista.

¿Cuáles son las principales tendencias en la persecución de los cristianos?

Puertas Abiertas identificó cuatro tendencias que explican por qué y cómo los cristianos fueron perseguidos por su fe el año pasado.

En primer lugar, la pandemia ofreció una nueva vía de persecución, ya que Puertas Abiertas documentó discriminación contra los cristianos en cuanto a el acceso a ayuda por la pandemia de COVID-19 en Etiopía, Malasia, Nigeria, Vietnam y Oriente Medio.

En la India, donde más de 100 000 cristianos recibieron ayuda de los asociados de Puertas Abiertas, el 80% informaron haber sido “expulsados de los puntos de distribución de alimentos”.

Algunos tuvieron que caminar largas distancias y mantener su identidad cristiana en secreto para poder conseguir comida en otro lugar”, señalaron los investigadores.

Puertas Abiertas también recogió informes de “cristianos en zonas rurales a los que se les negó la ayuda” en Myanmar, Nepal, Vietnam, Bangladesh, Pakistán, Asia Central, Malasia, África del Norte, Yemen y Sudán. “A veces, esta negación ocurrió a manos de funcionarios del gobierno, pero más a menudo, de parte de los jefes de las aldeas, comités u otros líderes locales.”

Puertas Abiertas señaló:

“La pandemia mundial hizo que la persecución fuera más obvia que nunca, simplemente porque mucha gente necesitaba ayuda. No hay que olvidar la clara discriminación y opresión que sufren los cristianos en 2020, incluso después de que la crisis por la pandemia de COVID-19 se desvanezca en nuestra memoria colectiva”.

Las órdenes de confinamiento por razones de salud pública también incrementaron la vulnerabilidad de muchos creyentes. “Las personas que abandonan una fe mayoritaria para seguir a Cristo saben que corren el riesgo de perder todo el apoyo de sus cónyuges, familias, tribus y comunidades, así como de las autoridades locales y nacionales”, señalaron los investigadores. “Si pierden ingresos debido a la pandemia, no pueden recurrir a las redes habituales para sobrevivir”. Mientras tanto, diversos líderes de iglesias de Egipto a América Latina dijeron a Puertas Abiertas que el hecho de que los servicios de las iglesias hayan sido prohibidos causó que las donaciones disminuyeran en un 40 %, reduciendo así sus ingresos y con ello la capacidad de sus congregaciones para ofrecer asistencia a la comunidad en general.

Puertas Abiertas mencionó:

“La mayoría de las personas que se convirtieron al cristianismo provenientes de religiones mayoritarias dijeron que el confinamiento debido a la pandemia por COVID-19 los encerró con aquellos que son más antagónicos contra su fe en Jesús. Esto afectó especialmente a las mujeres y los niños de las minorías. Para millones de cristianos, el trabajo, la educación y otros intereses que ocurren fuera de casa proporcionan un breve tiempo de calma de la persecución regular. Así que el confinamiento significó que estos espacios de respiro ya no estuvieran disponibles”.

“También hemos recibido informes de que los secuestros, las conversiones forzadas y los matrimonios forzados de mujeres y niñas aumentaron durante la pandemia debido a la mayor vulnerabilidad. Además, los lugares de América Latina que son vulnerables a las bandas de narcotraficantes se han vuelto aún más peligrosos para los cristianos, ya que la pandemia ha disminuido la presencia de las autoridades oficiales que tratan de mantener el orden”.

En segundo lugar, otra tendencia clave fue la proliferación del uso de tecnología de vigilancia y el aumento generalizado de la vigilancia por parte de los grupos religiosos.

“China afirma que se movilizó de manera decisiva para contener el brote de COVID-19 después de que el virus comenzara a propagarse en Wuhan”, señalaron los investigadores de Puertas Abiertas. “Pero para los 97 millones de cristianos que habitan en su territorio, el costo de las restricciones fue muy alto. El gobierno impuso vigilancia en los hogares, en las interacciones privadas y en línea, así como también implementó un programa de escaneo de rostros para la base de datos de Seguridad Pública”.

Según el informe:

“Los informes de los condados de las provincias de Henan y Jiangxi dicen que las cámaras con software de reconocimiento facial están ahora en todas las instalaciones religiosas aprobadas por el estado. Muchas de estas cámaras están instaladas junto a las cámaras de vigilancia estándar (CCTV), pero están conectadas con la Oficina de Seguridad Pública, lo que significa que la inteligencia artificial puede conectarse instantáneamente con otras bases de datos del gobierno. El software de reconocimiento facial está vinculado al “Sistema de Crédito Social” en China, que controla la lealtad de los ciudadanos con respecto a los principios del comunismo”.

Del mismo modo, los investigadores de Puertas Abiertas en la India señalaron que “las minorías religiosas temen que las aplicaciones que solicitan acceso a los contactos tengan funciones secretas y que se utilicen para vigilar sus contactos y sus movimientos”.

En tercer lugar, la tendencia denominada “ciudadanía ligada a la fe” siguió extendiéndose.

“En países como la India y Turquía, la identidad religiosa está cada vez más ligada a la identidad nacional, lo que significa que para ser un ‘verdadero’ indio o un buen turco, es necesario ser hindú o musulmán, respectivamente”, señalaron los investigadores. “Esto es a menudo implícitamente —si no explícitamente— alentado por el gobierno en funciones.”

Puertas Abiertas señaló:

“En medio de una oleada de nacionalismo hindú, los cristianos indios son constantemente presionados por una estridente propaganda. El mensaje “para ser indio, debes ser hindú” significa que las turbas siguen atacando y acosando a los cristianos, así como a los musulmanes. La creencia de que los cristianos no son verdaderamente indios significa que la discriminación y la persecución generalizadas se llevan a cabo a menudo con impunidad. La India también sigue bloqueando el flujo de fondos extranjeros a muchos hospitales, escuelas y organizaciones eclesiásticas administradas por cristianos, todo ello bajo el pretexto de proteger la identidad nacional india”.

“En Turquía, el gobierno turco también ha asumido el papel de protector nacionalista del Islam. Santa Sofía, era originalmente una basílica y luego fue una mezquita, hasta que la Turquía moderna decidió que debía ser un museo. Sin embargo, en julio de 2020, el presidente turco persuadió a un tribunal para que la convirtiera de nuevo en una mezquita, fortaleciendo el nacionalismo turco... La influencia turca y los objetivos nacionalistas se extienden más allá de sus fronteras, tal como en el caso del apoyo a Azerbaiyán en su conflicto con Armenia”.

En cuarto lugar, los ataques de los extremistas, en su mayoría musulmanes, aumentaron a pesar de las órdenes de confinamiento para contener el coronavirus. “En gran parte del mundo, la violencia contra los cristianos en realidad disminuyó durante la pandemia por COVID-19″, señalaron los investigadores, pero los cristianos del África subsahariana “se enfrentaron a niveles de violencia hasta un 30 % más altos que el año anterior”.

Puertas Abiertas comentó:

“En Nigeria, varios cientos de aldeas, en su mayoría cristianas, fueron ocupadas o saqueadas por militantes musulmanes armados Hausa-Fulani; en ocasiones también destruyeron campos y cosechas. Boko Haram y su grupo escindido “Estado Islámico de la Provincia de África Occidental” afiliado a la ISIS, siguen asolando Nigeria y el norte del Camerún”.

“En la región del Sahel, justo al sur del desierto del Sahara, el extremismo islámico se alimenta de la injusticia y la pobreza. Estos grupos extremistas se aprovechan de los fracasos del gobierno, y los yihadistas armados difunden propaganda, impulsan el reclutamiento y realizan ataques regulares. Este año, algunos grupos se comprometieron a hacer la guerra contra los “infieles”, dentro de los que incluyen a los cristianos...”.

“En Burkina Faso, país hasta hace poco reconocido por su armonía interreligiosa entre musulmanes y cristianos, ahora 1 millón de personas —una de cada 20 personas— están desplazadas (y millones más pasan hambre) como resultado de la sequía y la violencia. El año pasado, Burkina Faso entró dramáticamente en la LMP por primera vez. Este año, los extremistas islámicos continúan atacando iglesias (14 muertos en un ataque, 24 en otro)”.

¿Cómo se compara la LMP con otros informes sobre persecución religiosa?

Puertas Abiertas cree que es razonable decir que el cristianismo es la religión más perseguida del mundo. Al mismo tiempo, señala que no hay documentación con la que se pueda hacer una comparación real con la población musulmana del mundo.

Otras evaluaciones de la libertad religiosa en todo el mundo corroboran muchas de las conclusiones de Puertas Abiertas. Por ejemplo, el último análisis del Centro de Investigación Pew sobre las hostilidades del gobierno y la sociedad hacia la religión encontró que los cristianos fueron acosados en 145 países en 2018, más que cualquier otro grupo religioso.

Los musulmanes fueron acosados en 139 países, seguidos por los judíos en 88 países.

Al examinar tan solo la hostilidad de los gobiernos, los musulmanes fueron acosados en 126 países y los cristianos en 124 países, según Pew. Al examinar sólo la hostilidad dentro de la sociedad, los cristianos fueron acosados en 104 países y los musulmanes en 103 países.

Todas las naciones del mundo son monitoreadas por investigadores y personal de campo de Puertas Abiertas, pero se presta una atención profunda a 100 países, y un enfoque especial en los 74 que registran niveles “altos” de persecución (con puntajes de más de 40 en la escala de 100 puntos de Puertas Abiertas).

Durante el evento de lanzamiento, Sam Brownback, embajador itinerante de EE.UU. a favor de la libertad religiosa internacional, elogió la LMP.

"Llegará el día en que la gente pueda practicar su fe libremente, y los gobiernos protegerán este derecho", dijo. "Este día se está acercando, y Puertas Abiertas ayuda en este esfuerzo."

Traducido por Livia Giselle Seidel.

Clasificación de la Lista Mundial de la Persecución 2021:

Posición

País

1

Corea del Norte

2

Afganistán

3

Somalia

4

Libia

5

Pakistán

6

Eritrea

7

Yemen

8

Irán

9

Nigeria

10

India

11

Irak

12

Siria

13

Sudán

14

Arabia Saudita

15

Maldivas

16

Egipto

17

China

18

Myanmar

19

Vietnam

20

Mauritania

21

Uzbekistán

22

Laos

23

Turkmenistán

24

Argelia

25

Turquía

26

Túnez

27

Marruecos

28

Malí

29

Qatar

30

Colombia

31

Bangladesh

32

Burkina Faso

33

Tayikistán

34

Nepal

35

República Centroafricana

36

Etiopía

37

México

38

Jordania

39

Brunéi

40

Congo

41

Kazajistán

42

Camerún

43

Bután

44

Omán

45

Mozambique

46

Malasia

47

Indonesia

48

Kuwait

49

Kenia

50

Comoras

[ This article is also available in English Português العربية Français 简体中文 한국어 Deutsch Indonesian 繁體中文 русский català, and Galego. See all of our Spanish (español) coverage. ]

November
Support Our Work

Subscribe to CT for less than $4.25/month

Read These Next

close