[Nota del editor: CT tiene más de 50 artículos traducidos al español.]

La semana pasada, paramédicos vinieron por mi vecino anciano al otro lado de la calle, mientras mis hijos y yo mirábamos impotentemente desde la ventana. Se pusieron mascarillas y se ataron mutuamente largas batas azules. "¿Por qué el camión de bomberos también está aquí?", preguntó mi hijo.

"Creo que siempre viene cuando se llama a una ambulancia", le dije, tratando de ser útil, cuando en realidad me sentí inútil.

Con más de la mitad del mundo bajo la orden de permanecer en casa, muchos estamos experimentando esta sensación de impotencia frente al sufrimiento de otras personas. En condiciones normales, habría comida que preparar y visitas al hospital por hacer. Pero estos no son días normales.

Sin embargo, no somos impotentes. Todo lo contrario. Una de las cosas más efectivas que podemos hacer por nuestros vecinos de todo el mundo es arrodillarnos y buscar a Dios, la fuente de la ayuda misma.

Escribí “20 Oraciones Para Orar Durante Esta Pandemia” para recordarnos que Dios es quien dice ser: "¡Vean ahora que yo soy único! No hay otro Dios fuera de mí." (Deut. 32:39 NVI)

En las semanas posteriores a la publicación de ese artículo, personas de todo el mundo han estado leyendo, orando (presumiblemente) y compartiendo esas oraciones en gran número. Dicho gran número rinde homenaje a cómo la iglesia se está uniendo durante la crisis.

A medida que continuamos uniendo ...

Subscriber access only You have reached the end of this Article Preview

To continue reading, subscribe now. Subscribers have full digital access.