Jump directly to the Content

News&Reporting

George Floyd dejó un legado evangélico en Houston

Como persona de paz, "Big Floyd" abrió oportunidades para el ministerio con proyectos de vivienda en la zona conocida como "Third Ward".
|
EnglishPortuguêsFrançais简体中文한국어Indonesian繁体中文
George Floyd dejó un legado evangélico en Houston
Image: Nijalon Dunn / Courtesy of Resurrection Houston

El resto del país conoce a George Floyd por las grabaciones capturadas con teléfonos móviles durante sus últimos minutos de vida. Pero en el Third Ward de Houston, Floyd es conocido por la forma en la que vivió durante décadas: mentor de una generación de jóvenes y una "persona de paz", trayendo ministerios hacia esta zona.

Antes de mudarse a Minneapolis por una oportunidad de trabajo que obtuvo a través de un programa cristiano de promoción del empleo, el hombre de 46 años pasó casi toda su vida en el barrio históricamente negro Third Ward, en donde era conocido como "Big Floyd" y considerado como un "OG", es decir, un líder comunitario muy respetado, dicen sus socios del ministerio.

Floyd habló de romper el ciclo de violencia que vio entre los jóvenes y utilizó su influencia para atraer ministerios a la zona con el fin de hacer discipulado y divulgación, particularmente en el proyecto de vivienda Cuney Homes, localmente conocido como "the Bricks".

"George Floyd era una persona de paz, enviada por el Señor, que ayudó al avance del Evangelio en un lugar en el que yo nunca viví", dijo Patrick PT Ngwolo, pastor de la iglesia Resurrection Houston, que tenía servicios en Cuney.

"La plataforma para llegar a ese barrio y a los cientos de personas a las que llegamos desde entonces y hasta ahora se construyó sobre las espaldas de personas como Floyd", dijo a Christianity Today.

Ngwolo y los otros líderes de su ministerio conocieron a Floyd en 2010. Fue un imponente invitado de 6 pies y 6 pulgadas de altura (1.98m) en un concierto que organizaron en beneficio del Third Ward. Desde el principio, Big Floyd dejó claras sus prioridades.

"Él dijo: 'Me encanta lo que están haciendo. El vecindario lo necesita, la comunidad lo necesita, y si ustedes están en el negocio de Dios, entonces ese es mi negocio", dijo Corey Paul Davis, un artista de hip-hop cristiano que asistía a Resurrection Houston. "Nos dijo: 'Lo que necesiten, dondequiera que necesiten ir, díganles que Floyd dijo que son buenos. Yo los respaldo'".

La iglesia amplió su participación en el área, llevando a cabo estudios bíblicos, proveyendo alimentos y llevando personas a sus citas médicas. Floyd no solo proporcionó acceso y protección, sino que también ayudaba cuando la iglesia organizaba torneos de baloncesto de tres contra tres, barbacoas y bautismos comunitarios.

"Ayudó a empujar una tina para bautizos, entendiendo que la gente iba a tomar decisiones de fe y bautizarse allí mismo, en medio de los proyectos. Él pensaba que eso era increíble", dijo Ronnie Lillard, quien actúa bajo el nombre de Reconcile. "Lo que les decía a los jóvenes siempre se refería a que Dios triunfa sobre la cultura callejera. Creo que quería ver a los jóvenes bajando las armas y teniendo a Jesús en lugar de las calles".

Más de 50 personas han muerto en los últimos años en lo que las autoridades describen como una guerra de pandillas que se extiende por el Third Ward y el sureste de Houston.

Puede ser difícil para la gente foránea ganarse la confianza de este vecindario, o incluso garantizar su propia seguridad cuando llegan por su cuenta. El "sello de aprobación" otorgado por una figura como Floyd es crucial para el discipulado urbano, que requiere acceso, dirección y contexto para ser efectivo.

"El tenía fe en que el corazón del Third Ward sería radicalmente transformado por el evangelio, y su misión era empoderar a otros creyentes para poder entrar y llevar el Evangelio", dijo Nijalon Dunn, quien fue bautizado en Cuney. "Hay cosas que Floyd hizo por nosotros que tal vez nunca sabremos sino hasta el otro lado de la eternidad. Había ocasiones en las que teníamos reuniones de la Iglesia en "the Bricks" hasta las 3 p.m., y a las 4:30 ya se podían escuchar tiros de armas en las canchas de básquetbol".

Dunn compartió fotos de Floyd en su bautizo y en sus juegos de baloncesto. Uno de los sobrenombres de Floyd era "BigFloyd4God" [Big Floyd para Dios].

Los homenajes y oraciones de lamento de otros cristianos llenaron las redes sociales a medida que la noticia de la muerte de Floyd se difundió la semana pasada. En Twitter, Davis describió a Floyd como "la definición de 'Sé el cambio que quieres ver'" y compartió un video tributo que ha sido visto más de un millón de veces. El popular artista cristiano de hip-hop Propaganda publicó las reflexiones de otros artistas que conocían a Floyd diciendo: "Era amigo de mis amigos".

Floyd se mudó a Minnesota alrededor de 2018, dijo su familia al Houston Chronicle. Estaba allí para un programa de discipulado que incluía una colocación laboral, según el pastor Ngwolo. "¡Un 'Bricks boy' no sale del Third Ward y se va a Minnesota sin razón!", dijo. Floyd le dijo a Dunn que tenía planes de regresar este verano.

Aunque nunca regresó a casa, será "inmortalizado en la comunidad del Third Ward para siempre", dijo Lillard. "Su mural estará en las paredes. Todos los jóvenes conocerán a George Floyd. La gente que lo conoció personalmente lo recordará como una luz positiva. Los chicos de las calles le miran y dicen: 'Si él pudo cambiar su vida, yo puedo cambiar la mía'".

Los líderes del ministerio han escuchado de miembros de la comunidad que llamaban a Floyd hermano, tío, o incluso padre, porque carecían de figuras masculinas mayores para servir como una influencia positiva en sus vidas.

Los dolientes se reunieron el martes por la noche para una vigilia de oración en Emancipation Park, un sitio histórico del Third Ward que era el único parque abierto a los afroamericanos en Houston durante la segregación de Jim Crow. Ngwolo se reunirá esta semana con pastores de la zona para lamentarse juntos.

El video viral de Floyd anclado al pavimento por un oficial de policía de Minnesota se une a un devastador grupo de videos grabados con teléfonos móviles que muestran a la policía usando la fuerza contra hombres negros. Sus amigos en el ministerio dijeron que cuando apareció en las noticias no estaban listos para ver otro clip tan pronto, después de la grabación de Ahmaud Arbery siendo asesinado mientras corría en Georgia y el video de una mujer llamando al 911 sobre un hombre negro que sólo estaba observando pájaros en el Central Park de Nueva York. Pero entonces Lillard envió un mensaje de texto: Era Big Floyd.

Hay tanta incredulidad que pueden reunir de este tipo de asesinatos. Ellos también son hombres negros. A pesar de su inocencia, su fe y sus buenas acciones, tienen sus propias historias de haber sido llamados sospechosos, humillados y amenazados por las autoridades, dijo Lillard a CT.

Y ahora han sido puestos en la posición de recordar a un hombre que conocían como un gigante gentil, una inspiración para su vecindario y una fuerza positiva para el cambio. Pero también dicen que eso no debería importar. Él era un hombre, hecho también a la imagen y semejanza de Dios, y eso debió haber sido suficiente para que no recibiera el trato agresivo visto en el video ahora viral. La familia y los simpatizantes de Floyd dicen que los oficiales involucrados, que ya fueron despedidos del departamento de policía, deben enfrentar cargos de asesinato.

El pastor Ngwolo todavía está tratando de procesar las noticias, pero un tema al que sigue regresando es el derramamiento de sangre inocente. Después de que la superioridad y la animosidad de Caín lo llevaron a matar a Abel, la Escritura nos dice: "El Señor dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra." (Gén. 4:10, LBLA).

"Si avanzas 2.000 años en la historia [sic], hay otro inocente que sufrió, y cuya sangre habló de cosas mejores que la de Abel. ... La sangre de Jesús dice que puede redimirnos en medio de estos tiempos oscuros y peligrosos", dijo Ngwolo. "Tengo esperanza, porque así como Abel es una figura de Cristo, yo veo a mi hermano [Floyd] como una figura de Cristo también, que nos está señalando hacia una realidad mayor. Dios sí nos escucha. Y Él oye su llanto incluso desde el suelo. La venganza ocurrirá en la Cruz u ocurrirá en el Día del Juicio".

Traducido por Livia Giselle Seidel

[ This article is also available in English Português Français 简体中文 한국어 Indonesianand 繁体中文. See all of our Spanish (español) coverage. ]

Read These Next

close