Jump directly to the Content

News&Reporting

George Floyd dejó un legado evangélico en Houston

Como persona de paz, "Big Floyd" abrió oportunidades para el ministerio con proyectos de vivienda en la zona conocida como "Third Ward".
|
EnglishPortuguêsFrançais简体中文한국어Indonesian繁體中文
George Floyd dejó un legado evangélico en Houston
Image: Nijalon Dunn / Courtesy of Resurrection Houston

El resto del país conoce a George Floyd por las grabaciones capturadas con teléfonos móviles durante sus últimos minutos de vida. Pero en el Third Ward de Houston, Floyd es conocido por la forma en la que vivió durante décadas: mentor de una generación de jóvenes y una “persona de paz”, trayendo ministerios hacia esta zona.

Antes de mudarse a Minneapolis por una oportunidad de trabajo que obtuvo a través de un programa cristiano de promoción del empleo, el hombre de 46 años pasó casi toda su vida en el barrio históricamente negro Third Ward, en donde era conocido como “Big Floyd” y considerado como un “OG”, es decir, un líder comunitario muy respetado, dicen sus socios del ministerio.

Floyd habló de romper el ciclo de violencia que vio entre los jóvenes y utilizó su influencia para atraer ministerios a la zona con el fin de hacer discipulado ...

Subscriber access only You have reached the end of this Article Preview
To continue reading, subscribe now. Subscribers have full digital access.
Already a CT subscriber? for full digital access.
September
Support Our Work

Subscribe to CT for less than $4.25/month

Read These Next

close
hide this
Access The Archives

Member-Only Access

Subscribe to Christianity Today to continue reading this article from CT's digital archives.

Subscribe

Already a subscriber? to continue reading.