Jump directly to the Content

News&Reporting

Los 50 países donde es más difícil seguir a Jesús en 2024

El último informe sobre la persecución de los cristianos describe el creciente peligro que representan los militantes islámicos y los regímenes autocráticos, desde Nigeria hasta Nicaragua.
|
EnglishPortuguêsالعربيةFrançais简体中文한국어ItalianoIndonesian繁體中文русский日本語
Los 50 países donde es más difícil seguir a Jesús en 2024
Image: Illustration by Kumé Pather

Casi 5000 cristianos fueron asesinados por su fe el año pasado. Casi 4000 más fueron secuestrados.

Casi 15 000 iglesias fueron atacadas o cerradas.

Y más de 295 000 cristianos fueron desplazados a la fuerza de sus hogares a causa de su fe.

El África subsahariana, que hoy en día es el epicentro del cristianismo mundial, sigue siendo el foco de la violencia contra los seguidores de Jesús, según la Lista Mundial de la Persecución 2024 (LMP). El más reciente recuento anual de Puertas Abiertas enlista los 50 países donde es más peligroso y difícil ser cristiano.

Las preocupantes cifras de cristianos asesinados y secuestrados por su fe son en realidad inferiores a las del informe del año pasado. Sin embargo, Puertas Abiertas subraya que son cifras que representan el «mínimo absoluto». Atribuye ambos descensos a un periodo de calma previo a las últimas elecciones presidenciales en Nigeria. No obstante, Nigeria se unió a China, India, Nicaragua y Etiopía como los países que registran un aumento significativo en el número de ataques a iglesias. [Enlaces en inglés].

En total, 365 millones de cristianos viven en naciones con niveles de persecución o discriminación muy altos, es decir, 1 de cada 7 cristianos en todo el mundo. En otras palabras, esto representa 1 de cada 5 creyentes en África, 2 de cada 5 en Asia y 1 de cada 16 en América Latina.

Y por cuarta vez en 30 años de seguimiento, las 50 naciones que integran la lista obtuvieron una puntuación tan alta como para registrar niveles de persecución «muy altos» en la matriz de más de 80 preguntas de Puertas Abiertas. También lo hicieron otros 7 países que no entraron en la lista de los 50. Siria y Arabia Saudita, por su parte, entraron en el nivel de persecución «extrema», elevando el número de países en este nivel a 13.

El propósito de la clasificación anual de la LMP es servir como guía para que los cristianos sepan cómo orar, provocar una ira más efectiva, y mostrarle a los creyentes perseguidos que no están olvidados.

La versión 2024 de la lista abarca el periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2022 y el 30 de septiembre de 2023, y se ha recopilado a partir de informes de base elaborados por obreros de Puertas Abiertas en 25 bases nacionales, que apoyan el trabajo en 70 países. La metodología es auditada por el International Institute for Religious Freedom [Instituto Internacional para la Libertad Religiosa].

Cuando la lista fue publicada por primera vez en 1993, solo 40 países obtuvieron una puntuación lo suficientemente alta como para justificar su seguimiento. Este año, 78 países alcanzaron el umbral de la LMP.

¿Dónde se persigue más a los cristianos hoy en día?

Corea del Norte ocupa el primer puesto, como lo ha hecho todos los años con excepción de 2022, cuando fue desplazado brevemente por Afganistán. El resto de los 10 primeros permaneció igual, aunque intercambiaron sus posiciones: Somalia (puesto 2), Libia (puesto 3), Eritrea (puesto 4), Yemen (puesto 5), Nigeria (puesto 6), Pakistán (puesto 7), Sudán (puesto 8), Irán (puesto 9) y Afganistán (puesto 10).

El país más mortal para los cristianos fue Nigeria, con más de 4100 cristianos asesinados por su fe, número que representa el 82 % del conteo mundial total. La región subsahariana de Puertas Abiertas situó a 26 países en la LMP, 13 de ellos en el nivel «extremadamente alto». En Malí (puesto 14) y Burkina Faso (puesto 20) las fracturas en la seguridad gubernamental fueron atribuidas a los yihadistas, mientras que el número de ataques a iglesias aumentó considerablemente en Etiopía (puesto 32).

Puertas Abiertas clasifica a cada nación en una escala de 100 puntos. Se registraron aumentos de más de 4 puntos en Omán (4.2), Burkina Faso (4.8), Nicaragua (5.3), Argelia (6.1) y Laos (6.6). Omán ascendió del puesto 47 al 31, aunque los datos concretos de sus estadísticas de violencia se mantienen ocultos por motivos de seguridad. En su segundo año en la lista, Nicaragua subió del puesto 50 al 30, debido a la abierta hostilidad del gobierno contra la Iglesia. Argelia subió del puesto 19 al 15, debido a que las autoridades intensificaron una campaña contra la iglesia protestante, de la que solo permanecen abiertas 4 de un total de 46 iglesias.

A pesar de que Laos subió del puesto 31 al puesto 21, también fue reportado como una buena noticia.

«Nunca vi una conexión más clara entre una iglesia en crecimiento con una oposición creciente, lo que resulta en puntuaciones más altas», dijo un investigador de Puertas Abiertas. «Encuentro consuelo en que los versículos bíblicos que predicen esta conexión hoy siguen siendo verdad».

Colombia fue el único país de los 50 de la lista que registró un descenso de al menos 2 puntos (2.5), pasando del puesto 22 al 34. También se observó una mejora significativa en Vietnam (que bajó del puesto 25 al 35), Indonesia (del puesto 33 al 42) y Turquía (del puesto 41 al 50).

Otras señales de esperanza se observaron en Malí, donde los ciudadanos aprobaron una nueva constitución que reconoce claramente a su minoría cristiana y que podría conducir a un eventual retorno del gobierno civil. Y en el estado de Karnataka en la India, un partido de la oposición derrotó al nacionalista Bharatiya Janata Party (BJP, en español Partido Popular Indio) con la promesa de revocar las leyes locales contra la conversión.

Sin embargo, en términos generales, India mantuvo su posición en el número 11, ya que los ataques contra casas cristianas se duplicaron hasta contabilizar 180, la cifra de muertes de cristianos se multiplicó por nueve hasta llegar a 160, y los ataques contra iglesias y escuelas cristianas aumentaron de 67 a 2228. Sumado al cierre de unas 10 000 iglesias en China (puesto 19), estos dos países representaron casi el 83 % de todos los incidentes de violencia contra iglesias en 2023.

Sin embargo, Nicaragua tuvo un aumento general del 8.3 % en la puntuación general, lo cual representó el aumento más rápido de todas las naciones de la LMP. Puertas Abiertas declaró que no se trata del inicio de una nueva tendencia, sino que las restricciones legislativas «hechas a medida» de la nación centroamericana sobre la libertad religiosa, la confiscación de propiedades cristianas y la detención o el exilio de líderes religiosos es una prueba de que Nicaragua está más «en sintonía» con la Cuba comunista (que ascendió desde el puesto 27 al 22).

Los impulsos autoritarios han sido importados en otros lugares, mientras China y también Rusia (que no está clasificado pero sí vigilado por Puertas Abiertas) extienden su influencia, especialmente en África. El mayor comprador de tecnología de vigilancia de Pekín (entre muchos otros) es Nigeria, mientras que el Grupo Wagner de Moscú ha hecho incursiones en Burkina Faso, Malí, República Centroafricana (puesto 28) y Mozambique (puesto 39) con asistencia en seguridad.

No hay nuevos países entre los 50 de la lista de este año.

¿Cómo se persigue a los cristianos en estos países?

Puertas Abiertas hace un seguimiento de la persecución en seis categorías —incluida la presión social y gubernamental sobre individuos, familias y congregaciones—, y tiene un enfoque especial en las mujeres.

Cuando la violencia se aísla como categoría, los 10 países con mayores niveles de persecución cambian drásticamente: solo Nigeria permanece [véase la lista del recuadro].

Los martirios disminuyeron en más de 600 con respecto al año pasado, ya que Puertas Abiertas contabilizó 4998 cristianos asesinados por su fe durante el periodo que cubre la LMP. Pero a pesar de que la cifra representa una baja del 11 %, el número de víctimas sigue siendo la tercera más alta desde el récord de 2016 de 7106 muertes. El 82 % del total correspondió a Nigeria, seguido de la República Democrática del Congo, con 261 cristianos asesinados, y en tercer lugar la India, con 160 cristianos asesinados.

Puertas Abiertas es conocida por favorecer una estimación más conservadora que otros grupos de defensa, que a menudo cuentan el número de martirios en cifras que rondan los 100 000 al año.

Cuando las cifras no pueden verificarse, las estimaciones de Puertas Abiertas se dan en números redondos de 10, 100, 1000 o 10 000, mismos que se supone son más altos en realidad. Asimismo, es posible que no se proporcionen algunas tabulaciones nacionales por motivos de seguridad, lo que da lugar a una designación «NN» para Afganistán, Bután, Malasia, Maldivas, Corea del Norte, Omán, Somalia y Yemen.

Bajo esta rúbrica, un país cuyo nombre no fue revelado ocupa el cuarto lugar, seguido de Uganda con 55 asesinatos registrados, Myanmar (Birmania) con 34, Burkina Faso con 31, Camerún con 24, la República Centroafricana con 23, y Colombia con 16.

Una segunda categoría registra los ataques contra iglesias y otros edificios cristianos, como hospitales, escuelas y cementerios, ya sean destruidos, clausurados o confiscados. El número total aumentó siete veces hasta llegar 14 766 incidentes —que superó el máximo previo alcanzado en el informe de 2020 con 9488 incidentes—, fue encabezado por China e India, seguidas por Nigeria (750), Nicaragua (347), Etiopía (284) y Ruanda (12). Sudán, Burkina Faso, Níger y Angola completan la lista de 10, cada uno con un recuento simbólico de 100 ataques.

En la categoría de cristianos detenidos sin juicio, arrestados, condenados y encarcelados, el número se redujo a 4125, por debajo del máximo histórico de 6175 del informe de 2022, pero sigue siendo el tercer total más alto desde que esta categoría comenzó a registrarse.

Puertas Abiertas divide esta cifra en dos subcategorías, con 3329 creyentes detenidos, lo que representa un aumento del 6 %. India se sitúa a la cabeza con 2085 casos, seguida de Eritrea con 322 e Irán con 122. Un país sin nombre, Pakistán y China registraron simbólicamente 100 cada uno, mientras que Laos con 65, Cuba con 45, Nicaragua con 38, y Libia con 31, completaron las primeras diez posiciones.

Sin embargo, en la subcategoría de creyentes encarcelados, la cifra de 796 supuso un descenso del 43 % respecto a los 1388 del periodo anterior. India se situó a la cabeza con 247, mientras que un país sin nombre, Eritrea, Pakistán y China registraron un total simbólico de 100 cada uno.

El número de cristianos secuestrados disminuyó de 5259 a 3906, pero aún así representó el segundo total más alto desde que se registra esta categoría. Nigeria representó el 83 % del total con 3300 casos, mientras que Pakistán, la República Centroafricana y el Congo registraron un total simbólico de 100 casos.

La categoría considerablemente más numerosa fue la de los desplazamientos, con 278 716 cristianos obligados a abandonar sus hogares o a esconderse por motivos religiosos, contabilizando más del doble que el año pasado (124 310). Otros 16 404 cristianos se vieron obligados a abandonar sus países, frente a los 14 997 del año pasado. Myanmar (Birmania) y Nigeria encabezaron la lista con 100 000 desplazamientos internos contabilizados de forma simbólica, seguidos de India, con 62 119. Myanmar también encabezó la lista con un número simbólico de 100 000 desplazamientos internos, así como la lista de refugiados con un número simbólico de 10 000, seguido de Nigeria, Irán, un país sin nombre, Bangladesh y el Congo, con 1000 refugiados.

Puertas Abiertas ha declarado que varias categorías fueron especialmente difíciles de contabilizar con precisión, la más alta de las cuales fueron los 42 849 casos de abusos físicos y mentales, incluidas palizas y amenazas de muerte. (El recuento del año pasado fue de 29 411 incidentes.) De las 75 naciones evaluadas, a 48 se les asignaron números simbólicos. Nigeria, Pakistán e India registraron cada uno un total simbólico de 10 000, con una nación sin nombre, Eritrea, Mali, Myanmar, Bangladesh, República Centroafricana y Congo completando las diez primeras posiciones con un total simbólico de 1000 cada uno.

Se calcula que en 2023 fueron atacados un total de 21 431 hogares y propiedades de cristianos, así como 5740 comercios y empresas. De estos últimos, solo 17 de los 42 países registraron cifras concretas, con los 1572 casos de la India seguidos de una cifra simbólica de 1000 para Nigeria, Burkina Faso y la República Centroafricana. De los hogares cristianos, el número simbólico de 10 000 de Nigeria fue seguido por los 5878 de India, y el número simbólico de 1000 dado a Pakistán, Myanmar, República Centroafricana y Congo.

Las categorías específicas relacionadas con las mujeres también fueron difíciles de contabilizar con precisión para los investigadores de Puertas Abiertas. Los casos de violación y acoso sexual aumentaron de 2126 a 2622 contabilizados, encabezados por Nigeria, con un conteo simbólico de 1000, seguida de Siria, con un conteo simbólico de 500. Los matrimonios forzados con no cristianos disminuyeron de 717 a 609, encabezados por Pakistán, Irán y un país sin nombre, con cifras simbólicas de 100 cada uno.

¿Por qué se persigue a los cristianos en estos países?

La motivación principal varía según el país, y comprender mejor las diferencias puede ayudar a los cristianos de otras naciones a orar y abogar más eficazmente por sus asediados hermanos y hermanas en Cristo.

Puertas Abiertas clasifica las principales fuentes de persecución cristiana en ocho grupos:

Opresión islámica (30 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en más de la mitad de los países de la lista de vigilancia, incluidos 7 de los 10 primeros en total. La mayoría de los 30 países son oficialmente musulmanes o tienen mayoría musulmana; sin embargo, 6 tienen mayoría cristiana: Nigeria (puesto 6), RCA (puesto 28), Etiopía (puesto 32), Mozambique (puesto 39), RDC (puesto 41) y Camerún (puesto 43).

Paranoia dictatorial (11 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en 11 países, sobre todo en naciones de mayoría musulmana —Siria (puesto 12), Uzbekistán (puesto 25), Bangladesh (puesto 26), Turkmenistán (puesto 29), Tayikistán (puesto 46) y Kazajstán (puesto 47)—, pero también en Corea del Norte (puesto 1), Eritrea (puesto 4), Myanmar (puesto 17), Cuba (puesto 22) y Nicaragua (puesto 30).

Opresión comunista y poscomunista (3 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en tres países, todos ellos de Asia: China (puesto 19), Laos (puesto 21) y Vietnam (puesto 35).

Nacionalismo religioso (2 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en dos países, todos en Asia. Los cristianos son el principal objetivo de los nacionalistas hindúes en la India (puesto 11) y de los nacionalistas budistas en Bután (puesto 36).

Delincuencia organizada y corrupción (2 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en Colombia (puesto 34) y México (puesto 37).

Opresión de clanes (2 países): Esta es la principal fuente de persecución a la que se enfrentan los cristianos en Yemen (puesto 5) y Jordania (puesto 48).

Intolerancia secular (0 países) y proteccionismo confesional cristiano (0 países): Puertas Abiertas realiza un seguimiento de estas fuentes de persecución, pero ninguna de ellas es la principal en ninguno de los 50 países de la lista 2024.

¿Cómo se compara la Lista de Vigilancia Mundial con otros informes sobre persecución religiosa?

Puertas Abiertas considera razonable calificar al cristianismo como la religión más perseguida del mundo. Al mismo tiempo, ha señalado que no existe documentación comparable para la población musulmana del mundo.

Otras evaluaciones de la libertad religiosa en el mundo corroboran muchas de las conclusiones de Puertas Abiertas. Por ejemplo, el último análisis del Pew Research Center sobre las hostilidades gubernamentales y sociales hacia la religión reveló que los cristianos sufrieron acoso en 155 países en 2020, más que cualquier otro grupo religioso. Los musulmanes fueron acosados en 145 países, seguidos de los judíos en 94 países.

El desglose corresponde a los datos de Open Doors. China, Eritrea e Irán se situaron en el ranking de Pew de los 10 países que más acoso gubernamental sufren, mientras que India, Nigeria y Pakistán se encuentran entre los 10 que más hostilidad social experimentan. Afganistán y Egipto se situaron en ambas.

La mayoría de las naciones de la lista de Puertas Abiertas también aparecen en la lista anual del Departamento de Estado de Estados Unidos que nombra y avergüenza a los gobiernos que han «participado o tolerado violaciones sistemáticas, continuas y atroces de la libertad religiosa».

Su lista de primer nivel de Países de Especial Preocupación (CPC, por sus siglas en inglés) incluye a Myanmar (Birmania, puesto 17 en la Lista Mundial de 2024), China (puesto 19), Cuba (puesto 22), Eritrea (puesto 4), Irán (puesto 9), Corea del Norte (puesto 1), Nicaragua (puesto 30), Pakistán (puesto 7), Rusia (que salió de la Lista Mundial en 2022), Arabia Saudita (puesto 13), Tayikistán (puesto 46) y Turkmenistán (puesto 29). Su Lista de Vigilancia Especial de segundo nivel incluye a Argelia (puesto 15), Azerbaiyán (sin clasificación, pero supervisada por Puertas Abiertas), la República Centroafricana (puesto 28), Comoras (puesto 45) y Vietnam (puesto 35).

El Departamento de Estado también enumera las Entidades de Especial Preocupación, o actores no gubernamentales que producen persecución, todos ellos activos en países de la lista de Puertas Abiertas. Entre ellas figuran Boko Haram e ISWAP en Nigeria (puesto 6 de la LMP), los talibanes en Afganistán (puesto 10), Al-Shabaab en Somalia (puesto 2), Hayat Tahrir al-Sham en Siria (puesto 12), los houthis en Yemen (puesto 5), el Grupo Wagner por sus actividades en la República Centroafricana (puesto 28), e ISIS-Gran Sahara y Jamaat Nasr al-Islam wal Muslimin en el Sahel.

Por su parte, la Comisión Estadounidense para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés) recomendó en su informe 2023 las mismas naciones para la lista CPC, con la adición de Nigeria (puesto 6), India (puesto 11), Siria (puesto 12) y Vietnam (puesto 35). Para la lista de vigilancia del Departamento de Estado, el USCIRF recomendó los mismos países excepto Comoras, con la adición de Egipto (puesto 38), Indonesia (puesto 42), Irak (puesto 16), Kazajstán (puesto 47), Malasia (puesto 49), Sri Lanka (no clasificado pero vigilado por Puertas Abiertas), Turquía (puesto 50) y Uzbekistán (puesto 25).

Todas las naciones del mundo son objeto de seguimiento por parte de los investigadores y el personal de campo de Puertas Abiertas, pero se presta seguimiento puntual a 100 naciones y un enfoque especial a las 78 que registran niveles «elevados» de persecución (puntuaciones superiores a 40 en la escala de 100 puntos de Puertas Abiertas).

CT informó previamente en español de las clasificaciones de la LMP para 2023, 2022, 2021, y en inglés en 2020, 2019, 2018, 2017, 2016, 2015, 2014, 2013, y 2012, incluyendo un reporte especial sobre dónde es más difícil creer.

Lee el informe completo de Puertas Abiertas sobre la Lista Mundial de la Persecución 2024 aquí.

[ This article is also available in English Português العربية Français 简体中文 한국어 Italiano Indonesian 繁體中文 русский, and 日本語. See all of our Spanish (español) coverage. ]

March
Support Our Work

Subscribe to CT for less than $4.25/month

Read These Next

close